Nadia Comaneci, La Gimnasta Que Aprovechó Un Guiño Del Destino

Cualquier persona que esté interesado en averiguar la historia y la relevancia que tienen los Juegos Olímpicos en el deporte se encontrará con diferentes apellidos que marcarán una época, y sin dudas, el de la gimnasta Nadia Comaneci surgirá.

Ella se alzó como una de las atletas más emblemáticas de todos los tiempos por sus lauros como deportista pero también diferentes circunstancias de su vida privada han alterado su día a día. Así fue la vida oculta de la gimnasta más importante de todos los tiempos al cual ni siquiera el deporte estaba preparado a recibir, como indica la décima imagen.

Fue una máquina de ganar oros

GettyImages-5768210162
Nadia Comaneci with Her Gold Medal (Photo by © Wally McNamee/CORBIS/Corbis via Getty Images)
Nadia Comaneci with Her Gold Medal (Photo by © Wally McNamee/CORBIS/Corbis via Getty Images)

Como cualquier otro deportista, de no haber triunfado, difícilmente se la rescate a Nadia Comaneci como una de las figuras más preponderantes en la historia del deporte. Su pico máximo fue en los Juegos Olímpicos de 1976 pero al mismo tiempo su vida privada era un desastre.

De los atletas de alto rendimiento tomamos consciencia cuando éstos consiguen marcas espléndidas o quedan en la historia por grandes gestas, pero no cuando la vida les da un cachetazo de nocaut.