Los 20 mejores jugadores en la historia del América

Con más de cien años de historia, el Club América, fundado en 1916 en la Ciudad de México, es a día de hoy el equipo más ganador del futbol mexicano con más de 40 campeonatos (30 nacionales y 10 internacionales), entre los que se destacan 17 títulos de Liga y 7 de Copa, siendo el máximo ganador en ambas competiciones entre los conjuntos del balompié azteca.

Muchos han sido los futbolistas de primer nivel que han deslumbrado con la camiseta azulcrema, sobre todo a partir de la década del sesenta. Como muestra, aquí te ofrecemos un recuento de veinte de los más destacados, quienes sin duda han contribuido a escribir las páginas de oro del que es actualmente el equipo más popular de México.

José Alves

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Twitter @ArchivoAmerica
Foto: Reproducción de Twitter @TribunAzulcrema

También conocido como “El lobo solitario”, este veloz y certero atacante brasileño de gran zancada, que en su país militara con Botafogo y Corinthians, llegó a las Águilas en 1961. En principio fue contratado por dos temporadas, pero sus buenas actuaciones prolongaron su permanencia con los azulcremas durante ocho años.

Es uno de los máximos anotadores en la historia del América, habiendo convertido 86 goles en 299 partidos de Liga. Fue pieza clave para que el equipo de Coapa se consagrara campeón de Liga por primera vez en la era profesional en la temporada 1965-66, así como dos veces campeón de Copa (1962-63 y 1963-64).

Javier “Chalo” Fragoso

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Twitter @apunte1916
Foto: Reproducción de Twitter @apunte1916

Otro de los grandes delanteros del América en la década de los sesenta. Debutó con las Águilas en 1963 y brilló especialmente en la temporada 1965-1966, contribuyendo con un gol en el partido final contra Veracruz que les permitió a los azulcremas alzarse con el título de Liga.

En la temporada 1970-71 fue transferido al Zacatepec, y posteriormente defendió también los colores del Torreón y del Puebla, mientras que con la camiseta del Tri disputó los mundiales de Inglaterra 66 y México 70. Falleció en 2014 en la ciudad de Cuernavaca.

Carlos Reinoso

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Twitter @History_America
Foto: Reproducción de Twitter @MemoriaFutbol_

Conocido como “El Maestro” por su envidiable técnica y su gran visión de juego, este histórico volante ofensivo chileno llegó al América en 1970. A lo largo de esa década sería máxima figura de una época dorada en la que el club de Coapa obtuvo dos títulos de Liga, uno de Copa, un Campeón de Campeones, una Copa Concacaf y una Copa Interamericana venciendo a Boca Juniors en 1978, en una final en la que en tiempos extras consiguió la anotación del triunfo mediante un certero disparo de tiro libre, una de sus especialidades.

Convirtió un total de 81 goles como azulcrema, además de distinguirse como un virtuoso pasador con innumerables asistencias para delanteros como Enrique Borja. Como entrenador ha dirigido al América en tres etapas, consagrándose campeón en la temporada 1983-1984.

Mario “Pichojos” Pérez

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Twitter @MemoriaFutbol_
Foto: Reproducción de Twitter @MemoriaFutbol_

Hijo del futbolista Luis Pérez, de quien heredó no solo la vocación sino también el apodo de “Pichojos”, este lateral izquierdo se distinguió por su velocidad, su técnica y sacrificio, que lo convertirían en uno de los mejores jugadores americanistas de la historia en dicha posición.

Jugó un total de 303 partidos con las Águilas en los cuales marcó tres goles, siendo pieza fundamental para la obtención de dos títulos de Liga (temporadas 1970-71 y 1975-76), uno de Copa (1973-74) y un Campeón de Campeones (1975-76). Defendió también los colores del Necaxa, y como seleccionado nacional tuvo participación en los Juegos Olímpicos de México 68 y en la Copa Mundial de México 70.

Enrique Borja

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Twitter @MXESTADIOS
Foto: Reproducción de Twitter @History_America

Surgido de la cantera de Pumas, este histórico delantero llegó a las Águilas en 1970 y muy pronto se convirtió en pieza clave del ataque americanista, conquistando en forma consecutiva tres títulos de goleo individual en las temporadas 1970-71, 1971-72 y 1972-73, en las cuales sumó más de 70 tantos.

En total marcó 103 goles como americanista, con los que contribuyó a la conquista de dos títulos de Liga, uno de Copa y un Campeón de Campeones. Al momento de su retiro en 1977 era el tercer máximo anotador en la historia de la liga con 168 anotaciones, solo por debajo de Horacio Casarín (238) y Adalberto López (201), y durante mucho tiempo sus 32 goles como seleccionado nacional lo ubicaron como el máximo anotador del Tri, hasta que en 1997 lo desbancó Carlos Hermosillo.

Alfredo Tena

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Instagram futbol_aguila
Foto: Reproducción de Instagram futbol_aguila

Alfredo Tena

También conocido como “El Capitán Furia”, este recio defensa central debutó con el América en 1974 a los diecisiete años. Muy pronto se destacó por su entrega y liderazgo, cualidades que lo llevaron a portar el gafete de capitán de las Águilas durante la mayor parte de su prolífica carrera, en la que se convirtió (junto a Cristóbal Ortega) en el futbolista más ganador en la historia del club azulcrema al conquistar 14 títulos en distintas competencias.

Se retiró en la temporada 1991-92, defendiendo los colores de los Tecos de la UAG. Como entrenador se consagró campeón con Santos y con Pachuca, y ha tenido asimismo dos etapas como técnico de las Águilas, donde también ha contribuido con su experiencia en el área de fuerzas básicas.

Cristóbal Ortega

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Instagram football_vintage_classic
Foto: Reproducción de Instagram football_vintage_classic

Uno de los jugadores más emblemáticos en la historia del América. Durante toda su carrera, desde 1974 y hasta 1992, vistió la camiseta azulcrema, siendo el futbolista que más partidos disputó con las Águilas (711) y el que más encuentros de liga ha jugado con un solo club en la Primera División de México (608). Fue un baluarte del mediocampo americanista y un elemento fundamental para que los de Coapa levantaran 14 trofeos (6 de Liga, 3 de Campeón de Campeones, 2 Copas Interamericanas y 3 Copas de Campeones de la Concacaf), lo que lo convierte junto a Alfredo Tena en el americanista con más títulos.

Tras su retiro en 1992 se desempeñó en cargos relacionados con la dirección técnica en clubes como el León, los Tecos, el Zacatepec y el propio América.

Héctor Miguel Zelada

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Twitter @DATO_AGUILA
Foto: Reproducción de Twitter @DATO_AGUILA

Este arquero argentino, uno de los más grandes en la historia del América, llegó a las Águilas en 1979 proveniente de Rosario Central. Durante cuatro temporadas consecutivas, entre 1982 y 1985, fue nombrado Mejor Portero de la Primera División, y se le recuerda especialmente por su gran actuación en el partido de vuelta de la final de la temporada 1983-84 ante las Chivas, en el que le detuvo un penalti a Eduardo Cisneros, atajada crucial para que los azulcremas terminaran imponiéndose 3-1 (5-3 global) y se consagraran campeones.

Tras conseguir dos títulos más de Liga con el América, fue traspasado al Atlante, equipo con el que se retiró en 1990. A nivel internacional fue campeón con la Albiceleste en el Mundial de México 86, en calidad de portero suplente.

Luis Roberto Alves

photojoiner_photo
Foto: Simon Bruty /Allsport via Getty Images
Foto: Simon Bruty /Allsport via Getty Images

Hijo del famoso “Lobo Solitario”, de quien heredó también el apodo de “Zague” o “Zaguinho”, se formó en las categorías juveniles del Corinthians y con dieciocho años llegó a México para integrarse a las filas del América. Tuvo dos etapas con las Águilas, la primera entre 1986 y 1996 y la segunda en los torneos Invierno 1997 y 1998 (tras un breve paso por el Atlante), y en total marcó 192 goles en 400 partidos como americanista, convirtiéndose en el máximo anotador histórico de los azulcremas.

Ganó dos títulos de Liga consecutivos en las temporadas 1987-88 y 1988-89, además de tres Copas de Campeones de la Concacaf y una Copa Interamericana. Tuvo también destacadas actuaciones como seleccionado nacional, siendo el máximo goleador de la Copa Oro que el Tri conquistó en 1993.

Antonio Carlos Santos

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Twitter @YoAmoAlAmerica1
Foto: Reproducción de Twitter @YoAmoAlAmerica1

Recordado como uno de los mejores mediocampistas que han vestido la camiseta azulcrema, este talentoso brasileño llegó a las Águilas en 1987 proveniente del Mogi Mirim, y muy pronto se destacó por su clase, calidad y visión de campo, atributos que lo hicieron merecedor de un Balón de Oro como mejor jugador de la Primera División en 1988. Conquistó dos títulos de Liga consecutivos con los de Coapa, en las temporadas 1987-88 y 1988-89, así como dos de Campeón de Campeones en los mismos ciclos y cuatro títulos internacionales (dos de Liga de Campeones y una Copa Interamericana).

Se retiró en el año 2000 con Lobos BUAP, y en 2016, año del centenario del América, fue nombrado Mediocampista histórico del conjunto de Coapa.

Germán Villa

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Instagram americayyaaguilas100
Foto: Reproducción de Instagram americayyaaguilas100

Sobresaliente en sus labores de contención y recuperación del balón, este mediocampista de gran entrega debutó con el América en 1991. A lo largo de esa década sus buenas actuaciones le permitieron ganarse un lugar en la selección nacional, además de captar el interés de clubes europeos como el Espanyol de Barcelona que lo fichó en 1998.

En el verano del 2000 volvió al América y se coronó campeón de Liga tanto en el Torneo de Verano 2002 como en el Clausura 2005, temporada en la que alzó también el trofeo de Campeón de Campeones. Se retiró en el 2010 vistiendo la camiseta del Querétaro.

François Omam Biyik

photojoiner_photo
Foto: Reproducción de Instagram _eder13alcazar
Foto: Reproducción de Instagram _eder13alcazar

El contundente delantero camerunés llegó al América en 1994 procedente del Lens de Francia, justo en la época en que el técnico holandés Leo Beenhakker impulsó un estilo de juego vistoso y ofensivo que fue admirado incluso por los más acérrimos antiamericanistas. Biyik hizo especialmente una prolífica mancuerna con el zambiano Kalusha Bwalya, lo que le permitió convertirse en campeón de goleo en la temporada 1994-95, en la que estableció además un récord de once partidos consecutivos marcando gol.

Si bien no estuvo mucho tiempo con el América ni conquistó título alguno, dejó un recuerdo indeleble en la memoria de los aficionados azulcremas. Fue tres veces mundialista con Camerún y su última temporada como futbolista la vivió en Francia jugando para el Chateauroux.

Cuauhtémoc Blanco

GettyImages-52953761
Foto: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images
Foto: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images

Considerado por muchos el mejor jugador en la historia del América, debutó con las Águilas en 1992. Al principio de su carrera se destacó como delantero y extremo, para posteriormente consolidarse como volante de creación. En 1998 fue campeón de goleo y fue galardonado con un premio Citlali al Mejor jugador de la Primera División (distinción que recibiría nuevamente en 2005 y 2007).

En sus diversas etapas con los de Coapa marcó un total de 153 goles, siendo el segundo máximo anotador del equipo después de Zague, y en cuanto a títulos se consagró campeón de Liga en el Clausura 2005, levantando también ese año el trofeo de Campeón de Campeones. Brilló también como seleccionado nacional, siendo el tercer goleador histórico del Tri. Se despidió del futbol en un partido de homenaje en el Clausura 2016, luciendo el dorsal 100 en su camiseta azulcrema.

Guillermo Ochoa

GettyImages-1192803521
Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images
Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images

Para muchos el mejor guardameta mexicano de los últimos quince años, debutó con el América en 2004 y muy pronto se coronó campeón de Liga en el Clausura 2005. Sus destacadas actuaciones le valieron ser galardonado como Mejor portero del futbol mexicano en 2006 y 2007, además de que le abrieron las puertas a la selección nacional y le permitieron convertirse en el primer arquero mexicano en jugar en Europa al fichar con el Ajaccio francés en 2011.

Tras militar en otros clubes del viejo continente, como el Málaga, el Granada y el Standard de Lieja, volvió a las Águilas para el Apertura 2019 con toda la intención de coronarse campeón nuevamente con el equipo de sus amores, y a punto estuvo de conseguirlo, pues fue pieza clave para que el conjunto azulcrema llegara a disputar la final con Monterrey que perdieron en tanda de penaltis.

Salvador Cabañas

GettyImages-95837326
Foto: Mario Castillo/Jam Media/LatinContent via Getty Images
Foto: Mario Castillo/Jam Media/LatinContent via Getty Images

Este efectivo delantero paraguayo llegó al América para el Apertura 2006 proveniente de los Jaguares de Chiapas, con los que en tres años marcó más de 50 goles convirtiéndose en su máximo goleador histórico. Como americanista se convirtió en todo un referente del club, sobre todo tras la salida de Cuauhtémoc Blanco. Se destacó especialmente en Copa Libertadores, competición de la que fue goleador en dos ediciones consecutivas (2007 y 2008).

Estando en plena forma, el 25 de enero fue víctima de un atentado en un bar de la Ciudad de México, recibiendo en la cabeza un disparo de bala que puso en peligro su vida y que a la larga significó, desafortunadamente, el fin de su carrera como futbolista.

Aquivaldo Mosquera

GettyImages-477359399
Foto: Hector Vivas/LatinContent via Getty Images
Foto: Miguel Tovar/LatinContent via Getty Images

El zaguero colombiano que fuera campeón en su país con Atlético Nacional y posteriormente con el Pachuca, se integró al América para el Apertura 2009 después de su paso breve por el Sevilla de España. Pronto se convirtió en titular indiscutible y líder de la zaga americanista, y en 2012 fue considerado uno de los mejores centrales del continente.

En 2013 fue designado capitán del conjunto azulcrema y sus actuaciones fueron fundamentales para que los de Coapa se coronaran campeones del Torneo Clausura, marcando incluso un gol en la gran final ante Cruz Azul que abrió el camino hacia el empate y la posterior victoria americanista en tanda de penaltis.

Christian Benítez

GettyImages-156418689
Foto: Gerardo Zavala/Jam Media/LatinContent via Getty Images
Foto: Alejandro Godinez/Clasos.com/LatinContent via Getty Images

El desequilibrante delantero ecuatoriano que fuera campeón en su país con El Nacional, se convirtió en refuerzo estelar de las Águilas para el Clausura 2011. Llegó procedente del Santos Laguna (equipo con el que se coronó en el Clausura 2008) a cambio de 10 millones de dólares, la cifra más alta hasta ese momento en la historia del futbol mexicano.

Fue galardonado como Mejor jugador del Torneo Apertura 2012, y se alzó con el campeonato de goleo individual a lo largo de tres torneos consecutivos (entre el Clausura 2012 y el Clausura 2013). Jugó su último partido como americanista en la cardíaca final del Clausura 2013 contra Cruz Azul, despidiéndose así de la afición azulcrema como flamante campeón de Liga. El 29 de julio de ese mismo año, militando ya en el Jaish SC de Catar, falleció inesperada y trágicamente, víctima de un paro cardíaco con apenas veintisiete años.

Moisés Muñoz

GettyImages-180507255
Foto: TLALOC/AFP via Getty Images
Foto:TLALOC/AFP via Getty Images

El guardameta surgido en Monarcas Morelia llegó a las Águilas para el Clausura 2012, y se convirtió en el mejor arquero americanista tras la salida de Memo Ochoa al futbol europeo. Fue inolvidable su actuación en la épica final contra Cruz Azul en el Clausura 2013, en la que marcó un gol de cabeza en el minuto 93 para empatar el marcador global y mandar el partido a tiempos extras. En la definición en tanda de penaltis revalidó su heroica actuación y así los azulcremas pudieron consagrarse campeones.

En el Apertura 2014 conquistó su segundo título de Liga como americanista venciendo en la final a Tigres, pero para el Clausura 2017 fue traspasado a Jaguares de Chiapas al no entrar en los planes de Ricardo Lavolpe. Se retiró jugando para el Puebla al término del Clausura 2018.

Raúl Jiménez

GettyImages-161812572
Foto: Ronaldo Schemidt/AFP via Getty Images
Foto: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images

El actual centro delantero del Wolverhampton, que pasa por el mejor momento de su carrera en la Premier League, debutó con el América en 2011 de la mano de Alfredo Tena, pero sería con Miguel Herrera como timonel azulcrema que alcanzaría su mejor rendimiento, haciendo sobre todo una gran dupla con “Chucho” Benítez. Su capacidad goleadora fue fundamental para que las Águilas obtuvieran el bicampeonato en el Clausura 2013 y el Apertura 2014.

En agosto de 2014, antes de marchar para convertirse en refuerzo del Atlético de Madrid, en su partido de despedida se despachó con un triplete en la victoria del América 0-4 ante el Puebla, en lo que fue su segundo hat-trick con la camiseta azulcrema, sumando un total de 38 goles con las Águilas.

Paul Aguilar

Monterrey v America - Torneo Clausura 2020 Liga MX
Foto: Azael Rodriguez/Getty Images
Foto: Jaime Lopez/Jam Media/Getty Images

El actual capitán de las Águilas se incorporó al equipo en 2011 procedente del Pachuca, habiendo conseguido un título de Liga con los Tuzos en el Clausura 2007. Pronto se afianzó en la titularidad como lateral derecho en virtud de su solvencia y su liderazgo, bajo el cual los de Coapa han conquistado tres títulos de Liga, uno de Copa y un Campeón de Campeones.

Ha figurado en tres ocasiones en el Once Ideal de la Liga MX, y como seleccionado nacional tuvo participaciones en los mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. A sus 33 años, por su experiencia y voz de mando, es hoy por hoy líder incuestionable en la plantilla azulcrema.