Las Cábalas De Los Futbolistas

En el fútbol no hay ningún detalle que se libre al azar. Durante la semana previa a un partido, los cuerpos técnicos entrenan al máximo para reforzar las virtudes de su equipo y analizar los defectos del rival para poder oponerse.

Sin embargo hay otros que además de la preparación grupal recurren a otro tipo de prácticas. Ya sean supersticiones, cábalas, costumbres, estas son las elegidas por los diferentes futbolistas.

La relajación de Neymar

El brasileño desde que llegó a Barcelona que ha cambiado alguno de sus hábitos con respecto al Santos de Brasil. Durante los viajes que debe hacer con el equipo catalán a estadios visitantes,Ney acostumbra a llegar con los auriculares casco y escuchando música de su tierra natal para estar relajado y concentrado.

Hora de ir al baño

Para el ex futbolista del Chelsea de Inglaterra, John Terry el inicio de un enfrentamiento significaba sólo una cosa, tener que ir al baño. Es que el defensor central tenía la costumbre de orinar siempre en el mismo urinario del vestuario local en Stamford Bridge donde hacen de local los Blues. De hecho en 2010 llegó a reconocer que de estar ocupado, él esperaba hasta que ese mismo lugar esté libre.

Encomendado a Dios

El Chicharito Hernández ya será parte por siempre de uno de los mejores futbolistas mexicanos de todos los tiempos. El hecho de haber jugado en el Manchester United y en el Real Madrid lo avalan. Quizás es por ello que mantiene su ritual al entrar a los campos de juego. El nacido en Guadalajara toca el pasto al ingresar al estadio y luego reza hincado antes de iniciar el cotejo.

En busca de la camiseta regalada

El Santos de Pelé ha quedado para siempre en la historia del fútbol por el gran juego que desplegó en los sesenta. Fue en esa época que O Rei pasó por una leve sequía goleadora. Al brasilero se le ocurrió atribuirle su falta de gol al haber regalado una casaca suya a un espectador al finalizar un encuentro ya que desde dicho momento no había vuelto a convertir. Pelé mandó a buscar esa misma camiseta, tiempo después se la entregaron y volvió a anotar. Años más tarde un empleado reveló que la indumentaria no era la original sino que se le alcanzó una similar.

El último en ingresar

Kolo Touré ha sido uno de los jugadores más relevantes en la historia de Costa de Marfil y su nivel ha sido tal que le ha valido su cesión al Arsenal de Inglaterra. Sin embargo y a pesar de confiar en sus habilidades para defender, necesitaba un guiño del destino. Touré debía ser siempre el último futbolista en ingresar al campo de juego.

El ritual de Cristiano Ronaldo

La costumbre o ritual que lleva adelante Cristiano Ronaldo está a la vista de todos. En cada partido que afronta y cuando se le presenta la oportunidad de cobrar una falta, él se prepara de manera inédita. El nacido en Madeira planta la pelota con las dos manos, da tres pasos hacia atrás y abre las piernas antes de lanzarse a la carrera.

Equipamiento extra

Uno de los arqueros que ha marcado historia en el fútbol es el colombiano René Higuita. Sus atajadas en la selección de Colombia o en Nacional de Medellín son recordadas por muchos fanáticos. Sin olvidar la famosa jugada que lo inmortalizó para siempre, el famoso escorpión. El nacido en Medellín tenía un pequeño secreto, utilizaba la misma ropa interior azul durante sus partidos.

Dos costumbres muy peculiares

Hasta los mejores jugadores de fútbol tenían y tienen cábalas y por cierto la de Johan Cruyff era bastante inusual. Antes de comenzar cada partido con el Ajax, el holandés se dirigía hacia su portero Gert Bals y le daba una palmada de la suerte en la panza. Pero eso no era todo ya que luego volvía a la mita de cancha y escupía el chicle que masticaba en el campo rival del primer tiempo.

Goleador sólo en los 90 minutos

Cuesta creer que Ronaldo Nazario, el primero de los Ronaldos delanteros, tuviera que recurrir a una cábala para pensar que su rendimiento sería mejor. Sus habilidades goleadoras ya eran de por sí mucho mejores que la media habitual. Una de las costumbres que tenía el brasileño era la de no rematar al arco en la previa del partido para “no gastar goles“.

¿Se orinaba o forzaba el orinar?

Para todos los argentinos, el nombre de Sergio Goycochea los remonta de inmediato al campeonato mundial de Italia 1990. En aquel mundial donde Argentina salió subcampeón, el portero comenzó a forjar su leyenda contra Yugoslavia. Previo a la tanda de penales, orinó en el césped y tuvo unas atajadas magníficas. A partir de allí orinó en cada tanda definitoria.

Cábala nacional

Mario Gómez fue el delantero que vistió los colores del Bayern Munich, Wolfsburgo, Stuttgard, Fiorentina y Besiktas. Además, desde febrero del 2007 que comenzó su trayectoria en la Selección de Alemania donde mantenía una costumbre. El atacante no cantaba el himno nacional en la previa del partido porque cuando era juvenil una vez se lo salteó y anotó gol.

El rey de las cábalas

Carlos Bilardo uno de los únicos dos entrenadores que pudieron sacar campeón del mundo a Argentina. En su caso fue en México 1986 con un Diego Maradona excepcional. En adición a ese logro, en Sudamérica se lo reconoce por tener variadas costumbres. Les prohibía a sus jugadores que comieran pollo porque según él daba mala suerte. Y además de sentarse junto a una escultura de la virgen de Luján en el banco de suplentes, en la madrugada llamaba a sus jugadores para preguntarles a quién debían marcar en la pelota parada.

Domenech el astrólogo

Por más insólito que suene, el entrenador que llevó a la selección de Francia a la final del Mundial de Alemania 2006 tenía una rareza inigualable. Raymond Domenech no citaba a su seleccionado a los futbolistas que fueran del signo de Escorpio. Es decir que aquellos que habían nacido desde el 23 de octubre al 21 de noviembre no iban a tener chances, como le ocurrió a Robert Pirés.

Doble camiseta

El portero Michel Preud´homme era una de las habituales citaciones para formar parte de su seleccionado de Bélgica. Los arqueros no utilizan remera como los futbolistas de campo sino que usan una especie de buzo más grueso en algunas partes del cuerpo. Preud´homme tenía la costumbre de además de vestir el buzo del seleccionado, tener la remera de su equipo, el Standard de Lieja, por debajo del mismo.

Hizo brujerías

Juan Sebastián Verón es conocido comola brujita y aunque no cree en la mágica ha tenido inclinaciones de supersticioso. Actualmente como presidente de Estudiantes de La Plata no la puede llevar a cabo pero cuando era jugador utilizaba unas vendas por debajo de su rodilla que en un principio era por una lesión aunque luego las empleó por cábala.

Una selección cabulera

Francia fue campeona del mundo en 1998 y muchos de sus futbolistas mantuvieron tradiciones durante la competición. El defensor Laurent Blanc tenía la costumbre de besar la cabeza rapada del portero de su equipo Fabián Barthez antes del puntapié inicial. A ello se le sumaron dos rituales más. El primero es que siempre se sentaban en los mismos asientos en los viajes de micro. Y el segundo trataba de que el tema musical que se escuchaba en las prácticas y el vestuario era el mismo: “I will survive” de Gloria Gaynor.

Suéter para el verano

El mundial de Alemania 2006 se jugó en pleno verano europeo donde la temperatura es bastante agradable y amena para la práctica de fútbol. Gennaro Gattuso fue uno de los futbolistas que jugó dicho mundial y levantó el trofeo con Italia al final del mismo. Cuentan que el volante central tenía una amuleto que sirvió para la obtención del lauro, un suéter que vistió durante toda la competencia a pesar de la calurosa temperatura.

Costumbre habitual

Mario Lobo Zagallo fue un ex futbolista brasilero que jugó en los años sesenta y luego fue entrenador de la Verdeamarela en tres períodos diferentes. Él era un hombre creyente y es por ello que en su época como jugador pedía utilizar la camiseta número 13. Ello se debía a que era devoto de San Antonio que se celebra los 13 de junio.

La venda de la suerte

Hay pocos delanteros que hayan quedado tan identificados con la selección de Chile como Iván Zamorano. El atacante brilló en la liga italiana y en el Inter tuvo una de sus mejores épocas como jugador. Bam Bam tenía la costumbre de usar una venda en la mano derecha desde una lesión de muñeca. Aquel día anotó tres goles y desde allí que no se la quitó.

Costumbre de glotón

Filippo Inzaghi ha dejado su huella en el fútbol por los goles que ha anotado en la liga italiana donde los simpatizantes de la Juventus y del Milan aún disfrutan. Una de las cábalas que mantenía este delantero cuando estaba en actividad era la de comer un postre en la previa de los encuentros. No le importaba si eran galletas, un pan, pastel, sino el hecho de ingerir uno.