La Increíble Historia de Lupita González, La Campeona Olímpica Mexicana

La carrera de un deportista está marcada por mucho sacrificio que luego lleva al éxito o como mínimo a competir en un lugar de élite si se tienen las condiciones adecuadas. También existen períodos en donde no todo es positivo y se presentan grandes inconvenientes.

Esta atleta mexicana nunca imaginó que ganaría medallas para este deporte, pero ahora le ha dado a todo el país otro honor en el mundo de los deportes. Sigue leyendo para conocer la increíble historia de una mujer cuya carrera tiene altas y bajas increíbles.

La ex boxeadora que encontró su camino

10 Lupita Marchista 2
Foto de Bryn Lennon/Getty Images.
Foto de Bryn Lennon/Getty Images.

Lupita en realidad no siempre tuvo como objetivo ser marchista sino que era boxeadora y de que una manera para rehabilitarse de la práctica se ligó al atletismo. Lo que la coartó en el camino al éxito fue que su cuerpo nunca pudo asimilar el subir de peso, por lo que debió cambiarse de categoría para competir.

Sin embargo, y por más que se había colocado a su compatriota Ana Gabriela Guevara como referente, una de sus rodillas le jugó una mala pasada. Fue en la rehabilitación que comenzó a practicar marcha.