¡Escándalo! El Presidente Del Club Se Acostaba Con Sus Futbolistas

Una noticia azotó todo el fútbol sudamericano y se hizo eco en todo el mundo cuando se reveló que el presidente de un club paraguayo estaba involucrado sexualmente con uno de los jugadores de su equipo. Aunque eso no sería todo…

Conoce al detalle la situación de cada uno de los integrantes de este amorío que dejó sorprendidos a los amantes del fútbol. ¿Qué fue lo que pasó y qué otras sorpresas hay en dicho club?

Amor prohibido

Todo Paraguay se sorprendió cuando se develó que en el club Rubio Ñu se mantenía una relación amorosa entre el presidente y un jugador de la institución. Se trató de Antonio González, el máximo mandatario, y el jugador Bernardo Caballero, defensor y lateral izquierdo del fútbol paraguayo.

¿Por qué es escandaloso?

Que estos dos hombres quieran mantener una relación amorosa no debería ni sorprender en las mentalidades del siglo XXI pero lo que sí llama la atención es que se de entre puestos jerárquicos dentro de una misma institución, el club de fútbol del barrio de la Santísima Trinidad en la ciudad de Asunción, capital del Paraguay.

Se filtraron imágenes juntos

La revuelta se dio cuando en las redes sociales aparecieron fotos íntimas del presidente y del jugador. En ellas se los ve a González y a Caballero sin su ropa superior, acostados en una cama y según detallaron algunos medios de aquel país, a minutos de haber acabado el acto sexual. Pero… ¿quién divulgó estas fotos que al salir a la luz en un ambiente y mundo tan machista los iba a perjudicar?

La razón del conflicto

Quien esgrimió las razones por la cual se dio la filtración de las imágenes fue el presidente, Antonio González: “Él se tuvo que ir del club porque lo llevó a Mar del Plata. Tuve que tomar la medida de que no venga más acá y ahí comenzó todo el problema“. Por lo que la principal cuestión, sería que el jugador, despechado, ventiló la situación íntima al mundo.

¿Pareja y representante?

Como si la noticia de que un presidente se acostara con un jugador no bastara, fue el representante del futbolista quien no sólo aseguró cumplir el rol conocido en las tratativas sino también como pareja de su representado. Valentín Ozuna, representante de Caballero, aceptó estar en una relación desde el 2016 con el jugador.

Sincero

Cuando la situación ya lo sobrepasaba de sobremanera, el presidente González salió a los medios a explicar lo que sucedió: “Vamos a ser sinceros: Esta es una persona que estaba conmigo y era muy especial para mí. Entre paréntesis, era mi pareja personal.” Al mandatario no le tembló el pulso y salió a arremeter, para intentar acabar un tema que aún sigue dando que hablar.

¿Un tercero en discordia?

Otra de las versiones que surgió es que no habría sido el jugador quien reveló las fotos del vinculo suyo con el de su presidente, sino una tercera persona que se habría querido entrometer –y lo hizo con éxito– en la relación. Sería Ozuna, el representante, y su idea era el de ejercer presión para que se libere el pase de su representado, el de Caballero.

Tenía todos los privilegios

No cuento por despecho lo que pasó, no soy dueño de nadie. El problema es que uno tomó cariño y aprecio” afirmó el presidente de Rubio Ñu. Y continuó: “Lo que pasa es que Caballero tenía todos los privilegios, vehículos que nunca pensó manejar en su vida como Mercedes Benz, Land Cruiser, Prado, Hilux, yo soy sincero.“.

La defensa de Caballero

Ya dejamos asentadas las posiciones tanto del presidente, como de una posible tercera pata que habría incursionado en este partido de fútbol sólo para dos equipos. El último en fijar su posición fue el propio futbolista quien junto a sus abogados acusaron al presidente, González, de filtrar la imagen por “despecho” y para extorsionar al joven de modo que no emigrara y siguiera manteniendo relaciones sexuales con el mandatario.

El lado positivo del escándalo

Si bien la noticia no hizo feliz a ninguno de los integrantes de esta relación, por fuera de ella sí salieron a respaldarlos. Fue la ONG Somosgay de Paraguay quien se alegró y manifestó:Felicitaciones por patear la puerta del clóset“. Ellos apoyan y ponderan a que se hable abiertamente de que existen jugadores gays en el fútbol mundial.

La fiscalía tomó el caso

La fiscal Teresa Martínez que pertenece a la Unidad Especializada en la Lucha contra la Trata de Personas y Explotación Sexual en Niños, Niñas y Adolescentes, ha comenzado a investigar el caso desde la primera noticia que surgió en el club de fútbol que se localiza en Luque, localidad del Paraguay. Restará sólo tiempo para la definición.

Hallazgos impensados

Luego de que se allanara la sede del club Rubio Ñu, la policía de Paraguay halló películas con contenido pornográfico, documentos con fichajes de jugadores menores de edad y balas de armas de fuego. Así como también habría celulares, memorias internas y externas de computadoras que avalarían la relación y el oscuro manejo que tenía la institución paraguaya. ¿Estaba a a vista de todos pero nadie hacía nada?

¿Habría más jugadores implicados?

La fiscal Martínez no descartó que este accionar no sólo se centre en el presidente de la institución y Caballero sino que otros futbolistas podrían estar involucrados. “Ya tenemos antecedentes de casos de chicos paraguayos víctimas de trata en el fútbol, en el extranjero y en el país” reveló. Como también dejó en claro que no es la primera vez que por su fiscalía se presentan casos de explotación sexual en el fútbol.

La amenaza del presidente

Al escándalo del fútbol y de relaciones interpersonales, se sumaron las declaraciones Antonio González que salió al cruce luego de tanto revuelo y mucho menos calmado de lo que se vio en público. Éste amenazó al futbolista al decir: Mirá lo que estoy haciendo con tu contrapase. Olvidate de jugar al fútbol y decile a tu chongo o chonga, vos p… de m…, y metete tu plata en tu c…, vos hijo de m…“. Ello le dio más fuerza a la relación entre el representante y su representado.

La variable económica

Si bien cuando hay problemas amorosos de por medio resulta antipático hablar de economía, lo cierto es que la ida del futbolista ha asentado un resultado muy negativo en las arcas de Rubio Ñu. Se lo compró por 7 millones de guaraníesunos 1253 dólares– en 2016 y terminó dejando la institución por unos 2 millones de guaraníes 358 dólares-.

Celos a flor de piel

En la continuidad de las notas mediáticas que realizó el presidente de Rubio Ñu, nunca acabó de disparar contra quien era su pareja: “Yo sé bien como es esto, apareció una vieja loca y se lo llevó a Mar del Plata“. Y agregó: “El hombre es mil veces más celoso que una mujer, no me gusta que me esté amenazando“.

Fin de su carrera futbolística

El escándalo que vivió en Paraguay, fue para Bernardo Gabriel Caballero, la consecuencia del final de su carrera como futbolista. Desde los 18 años que había abandonado a su familia en Luque que se dedicaba a desarrollarse en el fútbol. El paso previo a Rubio Ñu había sido por el Club Atlético Juventud de la liga Luqueña, en donde jugó varias temporadas y fue campeón.

Otros jugadores estuvieron con el presidente

La versión que mantiene el futbolista es que él fue extorsionado por el presidente para mantener relaciones sexuales y que éste había sido el mismo proceso que otros compañeros suyos vivieron. “El siempre me coaccionó. Primero por lo de la foto y después porque nunca me iba a dar el pase” sostiene Caballero. Y finalizó al expresar que “otros jugadores tuvieron relaciones con él, Era una cuestión normal“.

Relación confirmada

Bernardo Caballero optó por alejarse de los problemas que lo aquejaban en Paraguay y recayó en la Argentina aunque no para desarrollarse en el fútbol. Como dispone de mucho tiempo libre, viajó con su agente al país del sur americano lo cual confirmó la relación que tiene. Visitaron el Monumental, estadio de River y estuvieron en las playas de Mar del Plata.

¿Había amor o amenazas?

Esta difícil situación amorosa en la que hay acusaciones de por medio son muy difíciles de desenmarañar porque además del contenido legal, hay un condimento amoroso que complica todo el panorama. ¿Tendrá razón el presidente, quien acusa al representante de exhibir la foto para lograr la libertad de acción o el futbolista, que manifiesta que el mandatario lo condicionaba sexualmente para mantener su contrato en el club?