El Futbolista Que Se Convirtió En Matón A Sueldo

De hecho, durante su última temporada como futbolista ya empezó a incurrir en sus andanzas “delictivas“. ¿Quién era este personaje que saltó a la fama años después de dejar el fútbol profesional?

Su sueño

Vincent Peter Jones, conocido como Vinnie Jones tuvo el mismo sueño que millones de niños alrededor del mundo, el de ser futbolista profesional. Desde su adolescencia que luchó por jugar al fútbol y lo logró en el modesto equipo en alza llamado Wimbledon Fc en 1986. En un anticipo de lo que sería su vida, cumplía el rol de volante defensivo muy aguerrido.

El letrero que lo dice todo

Para entender el nivel de locura que tiene Jones y el cual ha demostrado en toda su vida, un letrero en la puerta de su casa en Inglaterra lo dice todo. A pesar de definirse a sí mismo como “la persona más agradable que conoce“, Jones da otra mirada hacia fuera. El letrero manifiesta: “No tengas cuidado con el perro de la casa, pero sí con el dueño“.

Venció al Liverpool

Muchos futbolistas han pasado sin pena ni gloria por el fútbol y el caso de Jones podría haber sido sin dudas un caso de ello, aunque en el poco tiempo que se desarrolló, logró dejar su marca. Logró alzar la Copa FA de Inglaterra con el Wimbledon Fc tras derrotar al poderoso Liverpool en la temporada 1987/88.

Era líder de la Pandilla Loca

El Wimbledon Fc estaba lejos de ser como el torneo de tenis que lleva el mismo nombre y da una imagen de respeto, pulcritud y elitismo. Dicho club de fútbol era denominado: La Pandilla Loca. Esto se debió a que los integrantes de la plantilla tenían una falta de profesionalismo que los llevó a tomar varios tragos la noche anterior al partido definitorio contra el Liverpool, entre otros hechos.

Es uno de los futbolistas con más expulsiones

El líder de La Pandilla Loca(Crazy Gang) era Vinnie Jones. Además de contar con varias historias alejadas del ámbito profesional que no coinciden con las de un futbolista, el volante se convirtió en el segundo jugador con más tarjetas rojas en la historia de la Premier League. Fueron 12, sólo detrás de Roy Keane que tiene 13.

El Psicópata

Sus amigos apodaban a Jones como Psycho (El Psicópata) debido al retorcido carácter que había formado. Su personalidad se demostraba dentro del campo de juego donde ha lesionado a varios oponentes y hasta se ha enfrentado al mítico francés ex Manchester United Éric Cantoná, también considerado uno de los jugadores rudos.

Una de sus rojas, la más rápida de todas

Uno de los récords que ha alcanzado Jones es la de hacerse de la tarjeta roja más rápida de toda la historia del fútbol. Ocurrió en una eliminatoria de la Copa FA entre el Chelsea y el Sheffield United en 1992. El volante que se desempeñaba en Los Blues comenzó de titular el encuentro y a los ¡3 segundos! se fue expulsado por una dura entrada contra Dave Whitehouse.

Amenazó a un rival en pleno campo de juego

Quien sufrió una de sus constantes agresiones en el campo de juego fue Paul Gascoigne, quien es considerado uno de los mejores centrocampistas de los 90´. En un enfrentamiento entre el Wimbledon y el Newcastle le apuntó: “Me llamo Vinnie Jones, soy gitano, gano mucho dinero. Te voy a arrancar la oreja con los dientes y luego la voy a escupir en el césped. ¡Estás solo, gordo, solo conmigo!“.

Fue captado en pleno accionar

Si las palabras no bastan para dar una imagen de lo que era este irreverente futbolista, un fotógrafo lo capturó con una imagen en plena acción anti-deportiva. En el mismo encuentro en el cual “aterrorizó” a Gascoigne, Jones lo tomó de los testículos en pleno campo de juego. Este fue uno de los tantos métodos para dejar su huella en el fútbol.

Retiró a un colega

Una de las acciones más desleales que puede tener un futbolista es la de cortarle la carrera a un colega debido a una entrada suya. Ello también se encuentra en el historial violento de Jones quien obligó al ex defensor Gary Stevens del Everton a retirarse luego de una increíble patada.

Sus otras maneras de atemorizar rivales

Cuando se enfrentaba a Vinnie Jones sí que se debía tener una personalidad imponente, sino el nacido en Watford, Hertfordshire, te sobrepasaba. Era un futbolista que recurría constantemente a los empujones, agarraba de la camiseta a sus rivales, utilizaba los codos en cuanto podía y demás artimañas.

El comienzo de su decadencia

Fue a fines de los 80´ que Jones comenzó con su declive en el mundo del fútbol. Al ser traspasado al Leeds United, consiguió el ascenso a la Premier League pero perdió importancia en el plantel, no fue tenido en cuenta y comenzó a ser cedido. Jugó en el Sheffield y el Chelsea, cuando aún Los Blues no eran el poderoso equipo que son en la actualidad.

Su última experiencia futbolística

PKT 1610 – 104795VINNIE JONESOCTOBER 1994Vinnie Jones meets Bryan Roy as Wimbledon lose 3-1 at Nottingham Forest.
PKT 1610 – 104795VINNIE JONESOCTOBER 1994Vinnie Jones meets Bryan Roy as Wimbledon lose 3-1 at Nottingham Forest.

En 1992, Jones retornó a la institución de sus inicios, el Wimbledon Fc, y se desarrolló durante seis temporadas allí donde jugaría un promedio de 25 encuentros por año y marcaría 12 goles. Finalmente, en la temporada 1997/98 lo llevaría al Queens Park Rangers donde se desarrolló dos temporadas más y en 1999 se retiró para comenzar su “vida de matón“.

Su paso por el fútbol le abrió las puertas del cine

Fue Guy Ritchie, el director de cine de Inglaterra quien impulsó a Jones al mundo del cine. Éste conocía la atractiva, agresiva y única carrera del futbolista y decidió proponerle participar en un largometraje denominado Lock, Stock and Two Smoking Barrels (Juegos, Trampas y dos armas humeantes) donde interpretó al incontrolable Big Chris.

Premiado por su actuación

Su debut en la pantalla grande no podría haber sido mejor, en el 2000 y a meses de haberse alejado del fútbol, Jones fue condecorado con el premio Empire como mejor actor debutante. Su nueva e inesperada profesión ya daba los réditos con su actitud de matón que ahora era aprovechada por las cámaras.

Un papel a su medida

Ya habiendo relanzado su nueva vida, Vinnie fue buscado nuevamente por el director Ritchie para interpretar en el año 2000 a un matón a sueldo llamado Tony Dientes de Bala en la película Snatch, Cerdos y Diamantes. En la entrega que también participó Bradd Pitt y Benicio Del Toro, fue reconocido como mejor actor británico.

Sus películas más destacadas

Desde el año 2000 que el actor comenzó su nueva vida, tras publicar su autobiografía en 1998, ya lleva más de 50 participaciones en diferentes películas además de varios reconocimientos en su nuevo trabajo. Algunas de sus entregas más importantes fueron: 60 Segundos, Jugar Duro, Euroviaje Censurado, X-Men: La Batalla Final.

Denuncias por amenazas

Por más que el mundo del cine le brindó a Jones una nueva vida, su personalidad continuó haciendo estragos hasta superar el límite legal. A fines de los 90´ fue denunciado por amenazas a su vecino, al cual también se comprobó que agredió físicamente. Por ello, debió cumplir con 100 horas de tareas comunitarias.

Condenado

La violencia es un patrón que trazó toda su vida y dejó de ser un “simple juego” como cuando era futbolista. Jones fue condenado en el año 2003 por insultar a la tripulación de un vuelo al cual había abordado, como también en 2008 fue detenido por protagonizar una pelea en un bar.

Unificó el fútbol con la actuación

A pocos años de haberse retirado del fútbol y al incursionar en la televisión, protagonizó el documental Soccer´s Hard Men (Los hombres duros del fútbol) en el cual recopiló diferentes entradas que había hecho en los campos de juego, tanto propias como ajenas, y en las cuales además daba mensajes de cómo aterrorizar a sus rivales. Típico de Vinnie.