De Terror! Los futbolistas y sus familiares que fueron secuestrados

Los hechos de inseguridad que ocurren alrededor del mundo no distinguen entre una familia reconocida o una familia común. En cualquier ciudad del globo puede ocurrir un secuestro, ya sea a un reconocido deportista como a cualquier transeúnte.

Algunos de estas desgracias le han tocado a cerca a ciertos futbolistas. Estos son los casos en los que los futbolistas o un familiar cercano suyo vivió un secuestro.

Kakha Kaladze

El hermano del defensor del Milan que jugó en el rossoneri desde el 2005 al 2010 fue secuestrado en 2001 por unos delincuentes vestidos de policías. Luego de tomarlo como rehén pidieron rescate a la familia. En primer lugar fueron 480 mil euros, para luego bajarla a 240 mil. Secuestradores y familiares no se pusieron de acuerdo y Leván Kaladze fue asesinado. En 2006 el crimen se esclareció y cuatro personas fueron detenidas.

Robinho

El caso de la madre de Robinho fue un hecho que estuvo en boca de todos en Brasil. Ella fue secuestrada en la ciudad de San Pablo en noviembre del 2004. Marina Lima de Souza fue tomada al salir de una fiesta familiar y estuvo cerca de 40 días cautiva. Recién en 2017 pudieron terminar de desbaratar la banda que perpetuó el hecho.

Leonardo Astrada

El histórico volante de River Plate sufrió el secuestro de su padre Rubén en 2003 mientras este manejaba su coche cerca de su domicilio. Dos hombres lo interceptaron y lo mantuvieron cautivo por 27 días. Pidieron por su rescate unos 639 mil euros y él fue liberado cerca de la casa de su cuñada.

Luis Fabiano

La madre del delantero que ha jugado en San Pablo, Porto y Sevilla entre tantos equipos y que además ha lucido la camiseta de la selección brasilera fue secuestrada en 2005. El hecho ocurrió en la ciudad de San Pablo en el barrio de Ponte Preta. Luego de 61 días, la policía de Brasil halló a Sandra Helena Clemente en una granja a 100 kilómetros del secuestro.

Jorge Campos

Otro futbolista que sufrió esta desgracia fue el portero Jorge Campos. Fueron 35 mil euros lo que tuvo que pagar para volver a ver a su padre tras seis días de haber sido secuestrado por una banda de mexicanos en febrero de 1999. Una banda de cuatro delincuentes fue desbaratada tras este acto.

David Beckham

Al inglés casi le ocurre la misma desgracia que todos estos futbolistas o ex futbolistas cuando en noviembre del 2002 un grupo de delincuentes trató de escabullirse dentro de su mansión en Manchester. La policía desbarató los planes de la banda que no pudo atacar a Victoria Beckham e hijos y el plan fue satisfactoriamente frustrado.

Diego y Gabriel Milito

Dos de los hermanos más reconocidos en el mundo del fútbol vivieron el secuestro de su padre en 2002. Jorge Salvador Milito estuvo dos días privado de su libertad tras que en la esquina de su casa se lo llevaran en un auto. Los captores pidieron 160 mil euros pero arreglaron una cifra de 9.400.

Juan Román Riquelme

El ídolo de Boca fue quien se encargó de lidiar con los secuestradores. Al volante todavía hoy le retumban las palabras de los delincuentes: “Si quieres volver a ver a tu hermano con vida, junta toda la plata y salí. Ahora“. En abril del 2002 fue cuando su hermano Cristian de 18 años fue secuestrado en la puerta de su domicilio en Don Torcuato, Tigre. Tras 29 horas secuestrado fue liberado tras pagar un rescate de 127 mil euros.

Romario

Más atrás en el tiempo también ocurrían estos hechos delictivos. En 1994, el padre de Romário, Edevair da Souza, fue secuestrado. El futbolista no estaba en su país y debió afrontar un encuentro de liga española en medio de toda una confusión. Para su suerte, su padre fue liberado y él regresó momentáneamente a Río de Janeiro para festejar la noticia.

Carlos Tévez

En julio del 2014, el padre de Carlos Tévez fue cautivo por más de ocho horas. El delantero ya era una gran figura en el mundo y toda la seguridad de Argentina se movilizó para capturar a los delincuentes. El Apache pagó 58 mil dólares para lograr la liberación de Segundo Tévez quien apareció sin daños en la provincia de Buenos Aires.

Quini

Un grupo organizado de secuestradores atacó a Quini, Enrique Castro González delantero del Barcelona en 1981. El asturiano fue interceptado por dos hombres quienes lo encañonaron con un arma y se lo llevaron. Durante 25 días, Quini estuvo bajo las sombras y 100 millones de pesetas fueron pedidas por su cabeza. El dinero fue transferido a una cuenta en Suiza y de allí comenzó la búsqueda hasta la detención de las personas.

Daniel Villalva y Juan Cazares

Estos dos jóvenes futbolistas que actualmente se desempeñan en el Veracruz de México y el Atlético Mineiro de Brasil respectivamente fueron abordados cuando compartían equipo en River Plate. Al dirigirse al entrenamiento, fueron interceptados por tres hombres quienes se subieron a su coche y los llevaron hasta Ezeiza. Allí le robaron sus pertenencias y los liberaron.

Rubén Omar Romano

En julio del 2005 se ejecutó un secuestro de 65 días de duración. Rubén, fue abordado mientras salía de un encuentro amistoso en el estadio del Cruz Azul. Una camioneta se cruzó en su camino y varios delincuentes se bajaron de ella para tomarlo como rehén. La Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de México logró liberarlo tras más de dos meses.

Alfredo Di Stefano

El argentino vivió el hecho más rutilante vinculado al mundo del fútbol y de los secuestros. Mientras era jugador del Real Madrid, el delantero disputó un torneo en Caracas, Venezuela. El 24 de agosto de 1963, al mismo tiempo que dormía en el Hotel Potomac, una llamada le hizo despertar y dirigirse a la entrada porque dos “policías” lo requerían. Tras presentarse, los uniformados le piden que los acompañe a la comisaría para una inspección y es allí cuando se concretó el secuestro. Horas después fue liberado.

Alan Pulido

El delantero mexicano que ha vestido los colores del Tri fue secuestrado en la madrugada del 29 de mayo del 2016. Él había estado en una fiesta familiar en la ciudad mexicana de Victoria, Tamaulipas y a la vuelta cuatro hombres armados lo interceptaron para llevárselo. Tras un día secuestrado fue liberado sin ningún pago de rescate u otro pedido.

Daniel Montenegro

El actual futbolista de Huracán de Argentina que tuvo pasos por Independiente y River Plate, entre otros, fue asaltado y secuestrado en Buenos Aires. El volante fue capturado durante varias horas en septiembre del 2014 y luego fue liberado en su propio vehículo. Él señaló: “Fue una desgracia con suerte. Me han tratado bien, con respeto y lo puedo contar gracias a Dios“.

Lucas Villarruel

Septiembre del 2016 fue la fecha en la cual el joven jugador de Huracán de Argentina fue privado de su libertad. Fue víctima de un secuestro exprés mientras estaba con su padre en una camioneta en Lomas del Mirador, La Matanza. Los delincuentes se lo llevaron a dar vueltas por la ciudad hasta que recibieron el pago del rescate que no fue enunciado.

Jonathan Botinelli

El defensor fue secuestrado tras intentar ser robado mientras conducía su camioneta hacia el entrenamiento de River Plate. El ex defensor de San Lorenzo que también jugó en México iba a ser despojado de su camioneta pero al reconocerlo futbolista los cuatro delincuentes se lo llevaron consigo. La policía intervino en el hecho y fue liberado.

Sergio Merlini

El famoso ex jugador de Independiente y quien es actualmente el técnico de las inferiores del club de Avellaneda vivió esta desgracia en mayo del 2014. Mientras iba con su familia en la camioneta de su propiedad de alta gama fue capturado. Luego de una persecución y tiroteo con la policía, éste fue liberado.

Alberto Becerra

En el 2004, el arquero del Puebla fue victima de la delincuencia en la misma ciudad donde se desempeñaba como futbolista. Becerra fue interceptado por un par de delincuentes que lo abordaron y lo obligaron a manejar durante varias horas. Sin golpearlo o agredirlo, los malechores le robaron todas sus pertenencias y lo liberaron.