Un Partido De Fútbol Disputado En Medio De Un Terror Incalculable

Un partido de fútbol está vinculado directamente con el hecho deportivo en sí pero también refleja la situación de dos países que se miden en un duelo. En varias ocasiones, generalmente guerras, el fútbol se vio desplazado y dejado de lado.

Pero en otras, como la que te presentamos a continuación, la pelota siguió rodando al mismo tiempo que en uno de los países que disputaba el encuentro sufría la peor atrocidad que le ha ocurrido a dicha nación. Te presentamos el Argentina – Polonia de 1974.

Lo menos importante, el partido

El 24 de marzo de 1976, Argentina y Polonia midieron fuerzas en el ámbito de lo deportivo. La ciudad de Chorzow, una ciudad a 300 kilómetros de Varsovia, la capital de Polonia era el lugar. El estadio Slatski de la ciudad disfrutaba del evento deportivo mientras que a millones de kilómetros ocurría un golpe de estado.