River-Boca: La Rivalidad Histórica Que Llevó A Suspender La Final De La Copa Libertadores

En todos los países del mundo existe una rivalidad marcada en el ámbito del fútbol. Cada nación tiene un clásico que es el que más público convoca pero lo que cambia es la pasión con la que se siente un partido. Y esta puede variar desde un simple espectáculo deportivo, a la sensación de que se está en presencia de una guerra.

Desde ya hace tiempo que los River – Boca se posicionaron dentro de los clásicos más importantes del mundo y todos los diarios del planeta lo reconocen como tal. Pero nunca antes había sido tan importante un partido entre estos dos, como el que debían enfrentarse por la Copa Libertadores en 2018 y acabó en una final de las más bochornosas de toda la historia del fútbol mundial. Te explicamos por qué se vive así y las causas detrás de toda la agresión.

¿De dónde proviene la rivalidad?

Foto de Keystone/Getty Images.

Los principios del siglo XX fueron los que marcaron la gran rivalidad entre estos dos clubes que son considerados como los dos más grandes de Argentina, de los más relevantes de América y que han sabido luchar contra gigantes elencos europeos –y vencerlos– a pesar de estar en inferioridad de condiciones.

El puerto de La Boca, en la capital federal de Argentina fue donde ambos se forjaron por la cantidad de inmigrantes que llegaban al país. Era un clásico de barrio que lejos estaba de ser lo que es hoy en día y que se caracterizaba por la caballerosidad y respeto que se mantenía.