¿Quién es Sergio García?

El español es uno de los mejores golfistas de todos los tiempos. Sus títulos y sus récords lo posicionan en la élite de este deporte. Desde los 9 años que Sergio García Fernández decidió dedicarse al Golf y comenzó une exitosa etapa en su vida.

Un detalle negativo para su trayectoria quizás haya sido el compartir época con un jugador fuera de serie y tocado por la varita mágica como lo es el estadounidense Tiger Woods pero a pesar de ello ha sabido pelear los primeros lugares.

El Golf forma parte de su familia

Sergio García no hizo sus primeros pasos en el Golf por arte de magia sino por tener la influencia de su familia y específicamente de su padre. Su progenitor, Víctor García era el caddie en el Club de Campo de Madrid y luego, cuando se mudó a Barcelona, se dedicó a ser golfista profesional.

La primera interacción con los palos

Al igual que su padre Víctor, Sergio, comenzó siendo caddie en el Club de Campo Mediterráneo que era donde su padre era entrenador de Golf. Fue a los tres años que inició a tener contacto con los diferentes hierros mientras su madre, Consuelo, lo controlaba desde diferentes zonas del club.

Campeón de España

Tan sólo 9 años le bastaron para ser el campeón de España de Alevines. Y además de 1990 a 1992 se coronó en infantiles. Poco a poco iba demostrando su poderío y en 1994 tomó posesión de la primera colocación del ránking de infantiles. Ese mismo año y con 14 años fue campeón mundial juvenil del Trofeo Topolino.

Tiene debilidad por las tenistas

El español goza de la soltería y es que no es fácil viajar por todo el mundo y mantener una pareja al mismo tiempo. Ha declarado que la tenista rusa Anna Kournikova, que fue primera del mundo en noviembre de 1999, es una de sus debilidades. Deberá hacer fila porque ella llama la atención de cientos de deportistas.

El Niño

Sus compañeros de circuito lo apodaron El Niño debido a su contextura física de 1.70 de estatura y 72 kg a corta edad. A pesar de tener ese apodo, Sergio García no andaba con chiquitas y siguió levantando trofeos. Se convirtió en el ganador más joven de toda la historia del torneo Europeo Amateur y disputó el Open Británico, su primer major.

A la sombra de Severiano Ballesteros

Sergio El Niño García tuvo que convivir con el nombre de Ballesteros toda su vida por ser uno de los grandes golfistas españoles que surgieron en la década de los 60´. Para muchos, el mejor golfista que dio España. Éste, con su éxito, fue impulsor de este deporte en España.

Es patrocinado por Adidas

Lograr el sponsoreo de una marca tan importante a nivel mundial como Adidas no es fácil de conseguir. Definitivamente un deportista tiene que destacarse de sobremanera para que la empresa alemana ponga sus ojos en uno. García hizo exposición de su marca cuando en 2017 logró uno de sus mayores coronaciones deportivas y su marca logró imponerse ante Under Armour y Nike.

Un período glorioso

Los años 1997 y 1998 fueron inmejorables para García ya que se hizo de 17 de los 21 torneos amateurs en los que participó. El español comenzaba a ser una realidad y dejaba de ser una promesa. Los trofeos que obtuvo fueron el Open de Cataluña y elBritish Amateur en 1997 y en 1998, repitió este último y le añadió la Copa del Rey y el Masters Europeo Amateur. Por estos logros fue elegido como el mejor golfista amateur del año.

Angela Akins, su actual esposa

El español y la periodista especializada en golf Angela Akins se conocen desde 2015 y en julio del 2017 se casaron. Ella con 32 años y él con 37 dieron el “” en Texas y tras la fiesta disfrutaron juntos del deporte que los ama y los ha unido, el golf. Asimismo, comparten la pasión por los animales y los viajes.

Debut como profesional

Fue el 22 de abril de 1999 cuando Sergio García debutó como profesional en el circuito con tan sólo 19 años. En el PGA Championship que se disputó en el Medinah Country Club de Illinois, fue subcampeón siendo el más joven de todos los participantes detrás del mítico Tiger Woods, quien alcanzaba su segundo major.

La Copa Ryder

Para este torneo que se disputa entre Europa y Estados Unidos se necesitan una cantidad de victorias que te hacen clasificar a la competición. En ese rubro, Sergio García fue quien menos torneos necesitó para obtener su boleto. Ya en la competición obtuvo dos victorias. En lo que fue otro cierre de año positivo, el español se convirtió en el golfista más joven en conseguir tarjetas del circuito americano y europeo al mismo tiempo.

Posee su propio avión privado

El jet de tamaño medio que posee el golfista tiene capacidad para 10 pasajeros. Además, goza de un interior más espacioso que otros aviones privados. El uso de este transporte se limita a los viajes que debe realizar dentro del circuito del golf y alguna que otra escapada vacacional. El valor del transporte aéreo alcanza los 22 millones de dólares.

Fundación Sergio García

En 2002 el golfista creó su fundación en la cual apoya a numerosas causas benéficas en cuanto a la salud de los niños. Algunas de las enfermedades a las que le da batalla es al cáncer, parálisis cerebral y esclerosis múltiple. Esta también se ha unido a la American Junior Golf Association para hacer participar a los niños de algún torneo.

Arrasando con las competiciones

Su carrera seguía en alza y fue allí cuando se coronó en el Open de Irlanda por encima del argentino Ángel Cabrera. Además logró el Open de Alemania que sumado a sus logros le hizo valerse de ser el Jugador Novato del Año 1999. Año a año el crecimiento del nacido en Borriol, Castellón, España era exponencial y lo demostraba en título.

Medalla al Mérito Deportivo

En una ceremonia que se suele realizar en España en honor al deporte de aquel país, Sergio García fue galardonado con una de las medallas de bronce al Mérito Deportivo en 1999. Aquel año, los más reconocidos fueron Carlos Moyá y Alex Corretja, ambos tenistas que se hicieron de la medalla de oro.

Venció a Tiger Woods

Así como cuando un boxeador subía al ring a pelear contra Muhammad Ali y sabía que tenía grandes chances de caer derrotado, a Sergio García le tocó disputar un mano a mano con Tiger Woods en agosto del 2000. En la Batalla de Bighorn dio la sorpresa y derrotó a su ídolo. Embolsó 2 millones de pesetas y fue el deportista español con mayores ingresos del año. Totalizó 1060 millones de pesetas, 60 millones más que Raúl González, mítico delantero del Real Madrid.

Muchos torneos, ningún major

A Sergio García parecía serle esquivo hacerse de uno de los majors. Y eso que había vencido a Woods quien había conquistado el Grand Slam, es decir los cuatro majors en el año. Se hizo de torneos como: El Buick Classic (2001), el Torneo Colonial de Texas (2001), la Ryder Cup(2002), el Campeonato Mercedes (2002), el Sun City (2003), el Challenger RCG (2004) y el Byron Nelson (2004).

First Tee Foundation

El español se unió al PGA Tour para crear conciencia y recolectar recursos para la First Tee Foundation en 2013. Tee se le llama al soporte que tiene cada pelota de golf en el primer tiro de cada hoyo. Sergio se comprometió a donar mil dólares por cada birdie y dos mil dólares por cada eagle que lograra en los Playoffs de la FedCup. La cifra alcanzó los 110 mil dólares.

¿Perdía poderío y llegaba el ocaso de su carrera?

En 2005 parecía que el español ya no llegaría a hacerse de un torneo major que lo coloque dentro de los mejores del circuito de golf. Consiguió sólo dos triunfos aquel año en el Booz Allen Classic y el Masters Europeo. Sumados al subcampeonato en el British Open que llegó dos años después.

Cambió su juego

Los especialistas del Golf explicaron que Sergio García había tenido un cambio importante en su juego. Su Putt comenzaba a fallar, que es el tiro que los golfistas emplean cuando están cercanos al hoyo y deben finalizar sus golpes en el Green. Además, su Swing intentó hacerlo más controlado y menos elástico. Lo que hizo que cambie su juego en medio de su trayectoria.

Venció en el Players Championship

Dos años más tarde de su última coronación, Sergio García levantó el Players Championship del 2008 que es considerado como el quinto major, al vencer al estadounidense Paul Goydos en Muerte Súbita. Aunque aún le quedaba la cuenta pendiente de ganar un torneo de Grand Slam. La meseta en la que había entrado su juego ya no existía y el español se puso de pie nuevamente.

Orgullo familiar

Si bien la familia García ya estaba más que satisfecha por el labor de su representante mayormente reconocido, Sergio, ellos tienen algo más para recordarlo. Fue él mismo quien señaló: “Podré decirle a mis nietos que fui olímpico“. Ello gracias a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Sus nervios y confianza lo traicionaron

En agosto del 2008, Sergio García pudo haber conseguido el Torneo de la PGAluego de que Tiger Woods sufriera una lesión y no haya podido presentarse. El español dominó desde el principio de la competencia hasta el penúltimo hoyo. Como si se tratara de una película de terror, García perdió la concentración, falló y el irlandés Padraig Harrington le arrebató el título que le significaba un major.

Finalmente llegó el Masters de Augusta

El Masters de Augusta de 2017 provocó que Sergio García con 37 años entrara al círculo de los mejores tenistas españoles de todos los tiempos. En el playoff venció a Justin Rose y se posicionó como el tercer español detrás de Severiano Ballesteros y José María Olazábal en conquistar el título. Finalmente, logró vestirse con la ansiada chaqueta verde.

“El Niño ya no existe”

Luego de lo que fue la histórica coronación en Augusta, Sergio García recibió el elogio más grande que un golfista puede escuchar. Uno de sus grandes referentes, José María Olazábal le dedicó unas palabras: “El Niño ya no existe, se llama Sergio García“. Las emocionantes palabras fue un reconocimiento a su esfuerzo para lograr el ansiado título.

¿Nuevamente al torneo final?

Sergio García puede ser uno de los tres españoles que integre el Tour Championship al cual acceden los 30 mejores tenistas del circuito en 2017. Quien ganó el Masters se puede sumar al ya clasificado Jon Rahm y a quien lucha por ello -Cabrera Bello- si es que acaba entre los 13 primeros en el mes de septiembre.

Amante del fútbol

Como muchos españoles, García tiene devoción por el mundo de la pelota. Su pasión lo hizo infiltrarse en el fútbol y por ello es presidente del club CF Borriol de la cuarta división de su país. Pudo debutar en dicho club en septiembre del 2010 donde jugó ocho minutos cuando su equipo derrotó al Sporting Ribarroja.

Torneo benéfico

Además de tener su propia fundación y colaborar con otras, quien ganó el Masters en 2017 tiene un torneo propio denominado Sergio and Friends en el cual recauda dinero para el beneficio de los niños. La primera competencia inaugural de dicho certamen se dio en Suiza en el 2016 luego del Open Championship.

72 grandes consecutivos

Fue el Abierto de los Estados Unidos del 2017 que significó el torneo grande número 72 que completó consecutivamente desde 1999. Eso significa que hace 18 años que García se codea con los mejores del circuito y en los cuales 23 de ellos lo terminó entre los diez primeros. Las lesiones o la irregularidad no son problemas para él.

No cambió nada en él

Quien podrá realizar el saque de honor del clásico con la chaqueta verde por ser el campeón del Masters de Augusta manifestó que el hecho de haberse consagrado no ha modificado grandes esencias suyas. No he pasado de ser un tío machacado al más feliz del mundo” detalló. Y señaló que el hecho de que hasta ese momento no había conquistado un grande, no lo condicionaba.

Puntapié en el clásico

El clásico español disputado en abril del 2017 entre Barcelona y Real Madrid lo tuvo como protagonista estelar. El fanático del Real Madrid y campeón del torneo grande de Augusta pudo realizar el puntapié de honor. Se le reconocieron los logros a quien vistió con la chaqueta verde y le robó un abrazo a Sergio Ramos.

Juntada de españoles

El hecho de haber logrado el Masters de Augusta le dio a García una notoriedad mundial. Y en su país se comenzó a codear con figuras de otros ámbitos. Fue así como al realizar los festejos posteriores al lauro se juntó con Luis Figo, ex futbolista y José Andrés, un chef muy reconocido. La fiesta se llevó adelante en la casa que alquiló García en Augusta.

Apoya el golf olímpico

El deporte en sí fue incluido a la grilla olímpica recién en 2016 luego de que se disputaran por última vez en los Juegos de San Luis, Estados Unidos hacía 112 años. El orgullo de poder considerarse olímpico fue lo que promovió a Sergio para sumarse. Mientras que otros como Palmer manifestaron: “No se dan cuenta lo que significan los Juegos para el golf“.

En 1999 y en 2017

El torneo de Dubai que se desarrolla en la ciudad del mismo nombre en los Emiratos Árabes Unidos fue una marca en la carrera del español ya que fue su primer título y también el previo al Masters de Augusta en 2017. En este último, fue líder desde el primer día y superó por 19 golpes a su rival más cercano, Henrik Stenson.

El día que el putt lo complicó

Putt se denomina al golpe que realizan los golfistas para introducir la bola en el hoyo al estar en el Green. En 2015 y en los campos de Augusta, Sergio se posicionó a dos golpes del líder Chris Kirk. Luego, cayó en el desempate frente a Rickie Fowler y Kevin Kisner. Su putter simplemente no funcionó aquel día.

El demonio de las orejitas

Así es como hablaba García sobre como vivía él el Masters de Augusta. Aquel campo diseñado por el arquitecto escocés Alister Mckenzie le trajo más de un disgusto al español antes de entregarle el éxito puro en 2017. Allí había conseguido dos octavos puestos y un cuarto hasta alzarse con el trofeo.

Sufren por Europa

En septiembre del 2014, la mejor pareja de golfistas del mundo se juntó para enfrentar el desafío entre Europa vs Estados Unidos. Se trató de Sergio García y Rory Mcllroy en la Copa Ryder contra Fowler y Walker. Ante la atenta mirada de Michael Jordan, los europeos finalmente se llevaron su décimo torneo de este tipo.

Casi llora

El Abierto Británico disputado en julio del 2014 estuvo a punto de quebrar al nacido en la ciudad de Borriol, Castellón. Su victoria en el hoyo 18 la festejó con su orgulloso padre, Víctor García quien ya se había entregado a las lágrimas y a demás amigos. “El hoyo 18 ha sido tan espectacular que casi me pongo a llorar” reveló el campeón.

El Masters era un sufrimiento

Desde su posición inicial, su rostro no indicaba felicidad o entusiasmo sino frustración. Todos podían denotar el tortuoso camino que recorría García por sus miradas perdidas en los hoyos. “No soy capaz de sacarle nada al campo” manifestaba. Y añadía: “Ni jugando bien o mal, mis sensaciones al comienzo ya no son buenas“.

Maduro

Hubo un cambio en 2014 que el propio golfista celebró y es que ha podido generar el disfrute en su juego y no cerrarse en lo negativo. Él lo resumió en: “Lo malo me ha hecho fuerte“. Su estilo de vida ha influido para lograr esta modificación vital: “He aprendido de lo malo y me he dado cuenta de la fortuna que tengo cuando las cosas van bien“.

Su disputa con Tiger Woods

Desde el torneo de The Players que se desarrolló en mayo del 2013 que la relación entre el español y el estadounidense no está en buenos términos. Ante la pregunta de un periodista de si lo invitaría a comer a Woods, García respondió: “Lo invitaré esta noche y serviremos pollo frito“. Dicha expresión de servir pollo frito” es considerada racista en Estados Unidos. A las horas se disculpó.