¿Por qué se fue Matías Almeyda de Chivas?

¿Por qué se fue Matías Almeyda de Chivas? No es una pregunta fácil de responder, como en todos los casos cuando esto sucede hay más que un punto de vista y una opinión.

Sin embargo, algo podremos concluir acerca de por qué deja Chivas si conocemos un poco más de su carrera, historia y razones, y cómo se conjunta con el equipo de Guadalajara. Para ello, aquí hacemos un breve resumen de su trayectoria y apuntamos algunos futuros posibles tanto para Almeyda como para el Rebaño Sagrado.

Sus inicios

Matthew Ashton/EMPICS via Getty Images
Matthew Ashton/EMPICS via Getty Images

Matías Almeyda nació en Buenos Aires, Argentina en 1973. Desde chico se afilió al Club Atlético River Plate donde debutó en primera división en 1992. Aunque casi toda su vida ha usado el cabello largo, cuando llegó a River Plate traía el pelo corto, por lo que le pusieron el apodo de “el pelado” que hasta la fecha mantiene. Casi toda su carrera en la cancha se alineó como un mediocampista defensivo, aunque en ocasiones se colocó como lateral, delantero o mediocampista adelantado. Sus primeros años con el River Plate fue suplente y luego paso a la titularidad.

En España y luego Italia

Steve Mitchell/EMPICS via Getty Images
Steve Mitchell/EMPICS via Getty Images

En 1996 fue adquirido por el club Sevilla de la liga española, en el que jugó una temporada. Al año siguiente llegaría a la liga italiana donde jugaría durante ocho años en cuatro equipos. Donde llegaría primero y donde pasaría más tiempo sería en el S.S. Lazio de Roma, donde se ganó el cariño de los hinchas, quienes incluso decían que en Lazio había “Once Almeydas”. Su estilo de juego agresivo a la defensa le ganó muchos más seguidores.

Sigue en Italia

Matthew Ashton/EMPICS via Getty Images
Matthew Ashton/EMPICS via Getty Images

En Lazio compartió cancha con jugadores como Diego Simeone y Juan Sebastián Verón. Luego de haber ganado cinco títulos de liga y europeos con Lazio, Almeyda fue transferido al Parma, donde jugaría un par de años y ayudaría a que ganaran un título de la copa Italia, pero sin alcanzar el reconocimiento que tuvo con Lazio. En 2002 fue transferido al Inter de Milán donde desafortunadamente sufrió una lesión en la pierna derecha.

En la selección argentina

Getty Images
Getty Images

Además de en sus encuentros con clubes, en el escenario internacional Almeyda tuvo tres convocatorias como jugador a la selección nacional de futbol de Argentina. Jugó con la selección olímpica de los juegos de Atlanta 1996, en los que obtuvo la medalla de plata al segundo lugar. Luego fue convocado a la selección mayor en 1998 para la copa del mundo jugada en Francia. En este torneo jugó cinco partidos ya que fueron eliminados en cuartos de final.

Mundiales

BORIS HORVAT/AFP/Getty Images
BORIS HORVAT/AFP/Getty Images

Además de participar en el mundial de 1998, Almeyda fue convocado también a participar en la eliminatoria y el torneo del mundial de 2002 celebrado en Corea-Japón. Sin embargo, ya en el torneo sólo participó en un partido en la fase de grupos. Luego de eso, Almeyda no sería convocado a la selección nuevamente, finalizando su carrera en torneos internacionales como jugador con 53 apariciones oficiales y un gol anotado.

Deja Italia

Tony Marshall – EMPICS/PA Images via Getty Images
Tony Marshall – EMPICS/PA Images via Getty Images

Luego de su lesión con el Inter de Milán, Matías Almeyda sería transferido al Brescia donde jugaría una sola temporada. Debido a sus problemas para estar al cien por ciento, su rendimiento no fue el que hubiera querido y decidió volver a Argentina para la temporada 2005-2006 jugando entonces con el Quilmes. Su participación en su retorno a Argentina tampoco fue la deseada y, sintiendo que no volvería a recuperar su nivel atlético, tomó una decisión.

Primer retiro

Leonardo Alvarez/Getty Images
Leonardo Alvarez/Getty Images

El jugador anunció un primer retiro en 2005, pero no se mantuvo alejado de las canchas por mucho tiempo. Primero participó en la liga de futbol de Noruega, en la que jugó un año para el FK Lyn de Oslo, y luego, entre 2007 y 2009 participó en un torneo itinerante de Showball o Footsal junto a Diego Armando Maradona, Sergio Goycochea y otras exfiguras del seleccionado argentino y contra otras figuras de otras selecciones del mundo.

Retorno a River

ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images
ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images

Luego de un retiro parcial de dos años completos, Almeyda aceptó regresar al futbol profesional al equipo donde empezó: el River Plate. Al cuestionarle su retiro, el jugador dijo que nunca se había retirado del todo. Durante dos temporadas fungió como capitán del equipo pero, a pesar de su desempeño muy mejorado respecto a lo que estaba presentando antes de su primer retiro, no logró evitar que el equipo descendiera a la división Nacional B, la segunda en Argentina.

Segundo retiro

ROCIO VAZQUEZ/AFP/Getty Images
ROCIO VAZQUEZ/AFP/Getty Images

Al descender el River Plate, El Pelado anunció su retiro definitivo de las canchas, pero a los pocos días fue nombrado el director técnico del mismo equipo que acababa de dejar como jugador. Es entonces que comienza la que tal vez sea su actividad más destacada dentro del futbol. Almeyda logró coronar al River Plate como campeón de la Nacional B en un sólo año y así el River Plate volvió a la primera división con 20 victorias, 13 empates y apenas 15 derrotas. No obstante, en la temporada de ascenso, no logró posicionarse con tanto éxito.

Banfield

Gabriel Rossi/LatinContent/Getty Images

Luego de media temporada en el River Plate ya en la primera división, Almeyda pasa a dirigir el Banfield que estaba jugando también en la Nacional B, luchando por el ascenso. Contra todo pronóstico, Almeyda logra hacer que el Banfield tenga una temporada maravillosa y logran el ascenso a la primera división, justo como acababa de hacer con el River Plate un año antes. Al comenzar la siguiente temporada con Banfield deja al equipo luego de un encuentro, al decir que tenía intereses que lo llamaban en otras oportunidades.

Al Guadalajara

Jaime Lopez/Jam Media/Getty Images

El 16 de septiembre de 2015 Matías Almeyda es anunciado como nuevo entrenador de las Chivas Rayadas del Club Guadalajara de México, uno de los de mayor tradición en el país. A pesar de que nunca habían tenido un técnico extranjero en la época moderna, le prometieron confianza y libertad. Su segundo partido fue el clásico, contra el América en el Estadio Azteca completamente lleno, y logró el triunfo 2 por 1. Al cuestionarle cuál era su meta al frente del equipo, Almeyda contestó que lo que quería era despertar al gigante.

Primer título

Alfredo Moya/Jam Media/LatinContent/Getty Images
Alfredo Moya/Jam Media/LatinContent/Getty Images

Ese mismo 2015 consigue su primer título con el Guadalajara, que también sería su primer trofeo como entrenador de un equipo en primera división. Las Chivas derrotaron al León, volviéndose Campeones de la Copa MX Apertura 2015. Al finalizar ese torneo, lograron coronarse campeones de la Supercopa MX ante los Tiburones Rojos de Veracruz. La Supercopa MX es un torneo que se disputa entre los campeones de los torneos de Apertura y Clausura de un mismo año.

Segundo título

Refugio Ruiz/Getty Images
Refugio Ruiz/Getty Images

Pasado un 2016 sin mayores noticias, Almeyda consigue negociar con la directiva y los dueños del Guadalajara algunos refuerzos que le ayudan al equipo a alcanzar, primero, el primer lugar en el torneo de la Copa México Clausura 2017. Esta victoria daría pie para que se proclamaran campeones de la Liga MX unas cuantas semanas después, al derrotar a Tigres de la UANL. Esto cerró un ciclo de 11 años en el que el Guadalajara no había logrado coronarse campeón de la primera división de México.

Concacaf

Hector Vivas/Getty Images
Hector Vivas/Getty Images

Luego siguió el torneo de la liga de campeones de la Concacaf, en el que llegaron a la final al enfrentarse al Toronto FC. En esta ocasión salieron también campeones luego de unos sufridos partidos de ida y vuelta y ronda de penales. Al coronarse campeones también de la Concacaf, las Chivas Rayadas bajo el timonel de Almeyda se consagraron como los campeones absolutos del periodo 2017 del futbol mexicano y se ganaron su pase al mundial de clubes a disputarse en diciembre de 2018 en los Emiratos Árabes.

Separación

Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images
Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images

Pero al iniciar 2018 empezaron los problemas. Se rumoraba que el técnico estaría por salir, y eso causó incertidumbre entre los jugadores, quienes estaban muy contentos con el trabajo de Almeyda. Los rumores fueron en aumento y, aunque se desmentían, cada vez había más certeza de que la relación técnico/directivos estaba ya fracturada. Al final, a principios de junio se anunció la separación definitiva.

Motivos de la separación

Refugio Ruiz/LatinContent/Getty Images
Refugio Ruiz/LatinContent/Getty Images

Las razones de la separación fueron varias, pero acumulativas. Se conjuntaron motivos económicos, administrativos y de dirección del plantel. Primero se había prometido un bono a jugadores y cuerpo técnico si ganaban en Concacaf, y el pago al parecer o no se hizo o tardó mucho o no se le dio al cuerpo técnico. Luego no le permitieron contratar refuerzos a Almeyda y eso hizo desestabilizar a las Chivas. Por último, la administración del equipo se complicó entre técnicos, directivos y dueños.

El estilo de Almeyda

Ira L. Black/Corbis via Getty Images
Ira L. Black/Corbis via Getty Images

Pero tal vez lo que más le hizo pensar en la separación al técnico era que ya no se sentía a gusto con su estilo de dirigir en Chivas. Su estilo se define como enfocarse en una serie de objetivos a los que alcanza con un estilo de juego agresivo y defensivamente fuerte, jugando siempre como si no hubiera nada qué perder. También se define como un luchador por los de abajo, los underdogs, y Chivas ya ha salido de ese estatus hace un tiempo.

El futuro

HECTOR GUERRERO/AFP/Getty Images
HECTOR GUERRERO/AFP/Getty Images

Matías Almeyda afirmó estar interesado en dirigir la Selección Nacional de México, diciendo que tenía mucho potencial. Sin embargo esto puede que no resulte tan atractivo al técnico dependiendo del resultado y desempeño de la selección mexicana en el mundial de Rusia 2018 y de lo que a partir de ello decida el actual técnico Osorio. Lo que sí es seguro es que muchos equipos en todo el mundo están interesados en el técnico Almeyda y, a donde vaya, seguramente tendrá otra historia de éxito.