Maradona: “Me hubiese gustado ser Riquelme”

El mejor jugador de todos los tiempos para muchos, se deshizo en elogios para Juan Román Riquelme desde Dubai donde trabaja ya desde el año 2011. en aquel año ademas

10.1 Maradona y Riquelme.jpg

Ambos futbolistas retirados y luego de muchos cruces personales han dejado de lado sus diferencias. Cuando Maradona habla no se sabe para que lado van a salir sus declaraciones, tal como ocurría con sus gambetas dentro de la cancha. Esta vez, el embajador deportivo de Dubai mostró su lado conciliador y a afectivo. “Me hubiese gustado ser Riquelme” fue la categórica frase que dejó el “diez” en esta ocasión. A sus 55 años, el “pelusa” recordó sus últimos años como futbolista y con tono de arrepentimiento manifestó: “A veces me pongo a pensar en la suerte que tuvo Riquelme de haber vuelto con toda la fuerza a darle a Boca lo que le dio. Lo de él fue grandioso.”.

De un ídolo de Boca a otro, Maradona hizo referencia a aquel año 2007 cuando el enganche volvió al club argentino luego de abandonar el Villarreal. En ese momento todos los planetas se había alineado para su vuelta. Luego de jugar una gran Champions League donde llegó a semifinales y erró un penal, el entrenador Manuel Pellegrini no lo tuvo entre sus preferidos para el once titular. Al no ser prioridad, se buscó la mejor salida del club y es ahí donde apareció Boca, uno de los amores de Riquelme. Juan Román, volvió al club de la ribera y logró varios títulos más. En ese período ganó dos torneos locales, los del 2008 y 2011. Y aumentó su palmarés de lauros internacionales con la Copa Libertadores 2007 y la Recopa Sudamericana 2008. Ese cariño que despierta el nacido futbolísticamente en Argentinos Juniors, al igual que Maradona, no lo pudo sentir Diego porque no volvió en plenitud a la Argentina. “Imaginate en mi mejor momento en el Napoli si yo llegaba a ir a La Bombonera con la fuerza que llegó Riquelme, hubiésemos ganado tanto o más que él” reflexionó el Diego al trazar un paralelismo entre ambos retornos.

Además de hablar de Román, tuvo palabras para el actual ídolo de Boca, Carlos Tevez: “A Carlitos lo llevo en el corazón y lo amo porque lo traté, lo vi, sé sus problemas, sus virtudes, me sigo hablando con él.” E hizo referencia al momento en cuando decidió volver “el apache“: “Podría haber ido al Atlético de Madrid, el Bayern, le querían renovar en la Juventus y sin embargo eligió Boca. Eso para el ´bostero´ no tiene precio.”. Tevez, a diferencia de Riquelme sí era pretendido por muchos equipos europeos. En su última temporada en la “Vecchia Signora” levantó el “Scudetto” y llegó a la final de la Champions League siendo clave para el funcionamiento del equipo italiano.

Maradona también habló de Pelé y Bochini

Diego Maradona cumplirá 40 años de su debut profesional en el fútbol de Primera división, aquel 20 de octubre frente a Talleres de Córdoba. Pasaron muchos años desde que esa leyenda se vistiera de los colores rojo y blanco de Argentinos Juniors, el club que lo formó y lo vio nacer, y saltara a su primer campo de juego de la máxima categoría en La Paternal.

Maradona también habló de Pelé y Bochini

El jugador clave para que Argentina salga campeón del mundo en México 1986 además confió que se veía reflejado en otros jugadores, no sólo en el multicampeón “diez” xeneize. “Veía a Rivelino, lo veía zurdo como yo. En Argentina, en Bochini y el Beto Alonso” fueron los otros apellidos de grandes jugadores que destacó el futbolista argentino más emblemático de toda la existencia.

“Es verdad que iba a ver a Bochini, me llevaba mi cuñado el ´Colorado´, pero iba nada más en la Copa Libertadores, no iba los domingos.” afirmó Diego. Bochini, máximo ídolo de Independiente de Avellaneda fue otro de los grandes jugadores que dio el fútbol sudamericano. Y sobre el brasileño acotó: “A Pelé no se le podía decir nada porque sabía todo. Cabeceaba, pateaba, la paraba con la espalda, con el pecho y con los hombros.”. A pesar de sus peleas con estos personajes, Maradona se mostró cariñoso y elogioso con todos ellos, tal como un jugador histórico y por siempre de élite debe comportarse.