Macho Camacho: El Boxeador Que Besó El Suelo Por Un Hecho Delictivo

Macho Camacho fue el apodo que mundialmente hizo conocido a Héctor Luis Camacho Matías, el puertorriqueño que fue campeón mundial en tres categorías diferentes del boxeo y es aún referencia para muchos principiantes.

El nacido en la ciudad de San Juan del país de centro américa mantiene un record que revela que nunca fue noqueado dentro del cuadrilátero pero sí besó la lona a los 50 años cuando un hecho delictivo lo “noqueó” para siempre.El primer campeón séptuplo

El primero

Macho Camacho fue reconocido como el primer boxeador en ser campeón séptuplo, es decir que además de obtener los títulos mundiales de Superpluma, Ligeroy Ligero Junior, se hizo de cuatro títulos menores más en otras categorías. Por ello su exclusiva condición de “siete veces campeón“.

Nunca fue noqueado

El hecho de que Héctor Luis Camacho Matías nunca haya sido noqueado en sus poco más de 30 años en el boxeo es una marca que los púgiles más grandes de este deporte envidian. Fueron 88 presentaciones en las cuales salió victorioso en 79 y 38 las acabó por nocaut. Y en sus 6 derrotas, nunca besó el piso.

¡Macho Time!

Por su extravagancia y personalidad, Camacho popularizó la frase “¡Macho Time!” -¡La Hora Del Macho!- que la manifestaba sobre el cuadrilátero durante las promociones que lo tenían como protagonista. Algo así como una motivación o un empuje para su persona y asumiendo el mando de la situación.

Problemas de niño

Cuando era joven, toda su familia se trasladó al Spanish Harlem de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Sus padres, Héctor Luis Camacho padre y María Matías, junto a sus cuatro hermanos emprendieron la aventura hacia una nueva vida. A los 15 años comenzó a involucrarse en peleas callejeras que le costaron su estadía en prisión por primera vez.

Primera corona mundial

El 7 de agosto de 1983 comenzó a forjarse el camino dorado por el cual transitó su vida el Macho Camacho. En aquella velada, venció por nocaut técnico y en cinco asaltos al mexicano Rafael Limón. Así se hizo del título Superpluma del Consejo Mundial de Boxeocuando tan sólo tenía 21 años.

Dio una imagen incorrecta

Los seguidores del boxeo y del entorno de dicha disciplina tildaron al siete veces campeón de arrogante, orgulloso por como era y la imagen que daba con sus coloridos atuendos. Sin embargo, sus compañeros dentro del ring lo respaldaron, como Juan Laporte –ex campeón mundial peso pluma- quien reveló: “Mucha gente cree que es un tipo orgulloso, peor ese era su lema… por dentro era como un niño“.

Robó bajo las influencias de las drogas

En enero del 2005, el púgil vivió otro de los momentos más tétricos de su vida al ser detenido en medio de un robo en la ciudad de Gulfport, Mississippi. Éste intentó robar una tienda de artículos electrónicos mientras portaba éxtasis. Por todo el hecho fue sentenciado a 7 años de prisión aunque sólo terminó cumpliendo dos semanas y fue premiado con la libertad condicional.

Triunfó en Las Vegas

La ciudad estadounidense de Las Vegas es considerada como la cuna más relevante del boxeo en todo el mundo, todo gran púgil ha pasado por allí y ha marcado una noche inolvidable. El boircua viajó a la ciudad del pecado el 10 de agosto de 1985 para superar por decisión unánime al mexicano José Luis Ramírez y hacerse del título de Peso Ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

Extravagante como pocos

Si bien dentro del cuadrilátero era letal, otros condimentos sumaban al personaje del puertorriqueño. Además de reconocerse su rapidez en una pelea, su estilo extravagante no podía hacerse a un lado. Hizo famosos sus coloridos peinados y promulgó un mechón enroscado que le caía en la frente al igual que sus pantalones de variados colores.

Sus combates más recordados

Las victorias más resonantes que consiguió el nacido en San Juan de Puerto Rico en su carrera fueron contra Roberto Mano de Piedra Durán en 1996 y Sugar Ray Leonard en 1997. Como también su combate ante Edwin El Chapo Rosario en 1986 es muy recordada debido a que en los combates preliminares se presentaron Mike Tyson y Julio César Chávez.

Tiroteo del 2011

La vida del púgil no ganaba en tranquilidad, el 12 de febrero de 2011, Camacho sufrió un tiroteo cerca del complejo de vivienda pública Luis Lloréns en San Juan de Puerto Rico. Su explicación fue que al llevar a un amigo suyo a un bar cercano, dos hombres intentaron secuestrarlo en su propio vehículo. Fue allí cuando al intentar escapar, éstos le dispararon en tres ocasiones.

Características de su boxeo

El estilo que pregonaba el Macho Camacho se basaba en su potente zurda y de ágiles movimientos en todo el cuadrilátero. Hizo fama de su capacidad para golpear sin que le pegaran como también irritó a varios de sus oponentes al dedicarse a bailar en el cuadrilátero. A pesar de todo el show que montaba, en la gran mayoría, acababa venciendo a su rival.

Procesado por maltrato infantil

En marzo del 2011 y cuando ya se había retirado del boxeo, Camacho fue acusado de agarrar a su hijo adolescente por el cuello y propinarle un portazo que lo hizo caer. Además se sospecha que lo pisoteó, todo en la casa de la ex esposa del púgil. Afrontó los cargos por maltrato infantil pero pagó 5 mil dólares para ser liberado.

Los únicos privilegiados en poder derrotarlo

Su carrera ha sido tan impresionante que sólo seis púgiles se subieron al cuadrilátero con él y acabaron siendo mejores. Ellos fueron: El puertorriqueño Félix Tito Trinidad en 1994, el mexicano Julio César Chávez en 1992, Óscar de la Hoya en 1997 y el estadounidense Greg Haugen en 2009.

Probó suerte en la televisión

El reality show “Mirá quién baila” le abrió las puertas de la televisión al boxeador pero su afán por sobresalir en un nuevo ámbito fue reducido. Camacho fue el primero en ser eliminado y recibió 5 mil dólares los cuales destinó a su organización, y no los 50 mil que pretendía destinar a una organización de prevención de drogas.

Su última función

La última derrota en su historial coincidió con la última vez en la cual el Macho Camacho se presentó arriba de un cuadrilátero. Fue el 14 de mayo de 2010 y ante el mexicano Saúl Durán en la cual se lo dio como derrotado por decisión unánime. Aunque caer derrotado en la última pelea antes de retirarse es un hecho negativo, lo que le sucedió después es inmensamente incomparable con ello.

El trágico hecho que se cobró su vida

Mientras paseaba con su auto Ford Mustang el 20 de noviembre de 2012 cerca de un bar en Bayamón, en Puerto Rico, intentó ser abordado por un grupo de delincuentes. Fue entonces que en la persecución, el púgil recibió un balazo en la cabeza mientras estaba sentado en el asiento del acompañante.

Junto a él, un amigo de la infancia

Alberto Yamil Mojica Moreno fue el amigo de la infancia que también fue víctima en carne propia de la inseguridad del hecho. Éste era el dueño del vehículo en el que estaban y a diferencia de Camacho, éste murió en el acto. Mojica tenía antecedentes criminales por poseer sustancias ilícitas, las cuales se le encontraron en ese episodio también.

Estado crítico

El gran boxeador fue trasladado de urgencia al Hospital de San Pablo en Bayamón en el cual llegó en estado crítico. Fue un sólo impacto de bala que le ingresó por la mandíbula izquierda y le fracturó las vértebras cervicales 5 y 6 para acabar alojándose en su hombro derecho. Para peor, el impacto lesionó la arteria carótida que le lleva sangre al cerebro.

Paros cardíacos y muerte

Para peor, el primer paro cardíaco lo sufrió a dos días del accidente y el cual lo dejó con una actividad cerebral muy baja. El director del hospital explicó que sólo un milagro podría recuperarlo. Dos días después del primer paro, el 24 de noviembre, un segundo ataque lo golpeó y tras días de estar conectado a máquinas para sobrevivir, fue desconectado.