La Transformación Del Faraón: Mohamed Salah

Desde la irrupción de Neymar que no había habido algo similar en el mundo del fútbol. Los focos de atención se centran en Lionel Messi y Cristiano Ronaldo porque son dos máquinas auténticas de jugar al fútbol pero también el brasileño Neymar se ha ganado un lugar entre los grandes. Sin embargo, otro futbolista se entrometió entre ellos.

Mohamed Salah ha cautivado al fútbol europeo a partir de la temporada 2017/18 por sus grandes actuaciones en el Liverpool de Inglaterra. El egipcio no fue un crack desde joven como las estrellas mencionadas anteriormente sino que le dio rienda suelta a su juego ya entrado en años. Conoce su maldición en Champions League, cómo se transformó de un desconocido a una estrella y su grandioso 2019.

Salah lleva más de 100 goles en torneos europeos

19 Renov Salah 1
Foto de Simon Stacpoole/Offside/Getty Images.

El Liverpool de Juegen Klopp se basa en el juego de ataque que le imprimen sus tres delanteros Firminho, Mané y Salah, y el egipcio es el que más se destaca del trío. Sin él, el elenco inglés no podría haber firmado dos finales de Champions League de manera consecutiva en 2018 y 2019.

El Faraón, como se le apoda, alcanzó el centenar de goles a mediados de 2019 luego de haber comenzado su periplo en Basilea de Suiza en 2012 donde anotó 9 tantos, luego en el Chelsea donde anotó 2 y sus tres años a partir del 2014 en la Fiorentina y Roma para cosechar otros 29 gritos. Claro está, la mejor performance la consiguió en Liverpool.

Tiene mala suerte en la Champions League

19 Renov Salah 2
Foto de TF-Images/Getty Images.

Las grandes instituciones europeas son aquellas que logran asentarse en la Champions League, y sucede lo mismo con los futbolistas, aquellos que se destacan en la competición son los más relevantes.

Tristemente, Salah tiene una deuda en el máximo torneo ya que lo ha disputado en siete ocasiones y nunca logró quedarse con la orejona. Para peor, en partidos claves del torneo no ha podido estar. En la final de la temporada 2017/18 apenas pudo disputar 31 minutos ante el Real Madrid. Ya en las semifinales de 2018/19, Salah quedó marginado de las semifinales ante el Barcelona, y si bien el Liverpool avanzó, la vuelta en Anfield no lo tuvo como protagonista por una lesión.

El mensaje en la histórica remontada al Barcelona

19 Renov Salah 3
Foto de Clive Brunskill/Getty Images.

Las semifinales de Champions League de la temporada 2018/19 quedarán en la retina de todo amante del fútbol. Aquel encuentro de vuelta en Anfield tras el 0-3 encajado al Liverpool en el Camp Nou de Barcelona es historia pura.

Los rojos finalmente dieron vuelta el marcador por 4 a 3 en el global y Salah no pudo dar el presente por lesión, pero desde la tribuna dejó un mensaje. El egipcio lució una casaca que rezaba “Never give up” –Nunca te rindas-. Y así la remontada fue posible.

Su hija también es adorada por los simpatizantes

19 Renov Salah 4
Foto de Robbie Jay Barratt – AMA/Getty Images.

Cuando se gana el cariño de toda una afición, todo lo que tenga que ver con el futbolista es venerado por los simpatizantes. Previo a la final de la Champions League en 2019, la pequeña hija de Salah, Makka, se lució en Anfield.

En mayo del 2019, cuando Salah recibió el galardón al máximo artillero de la Liga Premier, él fue opacado por una familiar suya. Makka, de sólo cinco años, decidió echarse a correr con un balón de fútbol, demostró un gran control y hasta disparó a puerta marcando un gol. El público inglés deliró con la acción.

No se pudo hacer cargo de su selección

Foto: Alex Livesey/Getty Images.

Luego de la gran temporada que había cosechado a nivel de clubes en 2017/!8, Mohamed Salah era la gran figura para guiar a Egipto a un buen desempeño en la Copa del Mundo.

Su nivel fue decepcionante, en el primer partido ante Uruguay no tuvo minutos de juego por la lesión que arrastraba. En el segundo cotejo sí jugó pero poco pudo hacer para el 3-1 en contra ante Rusia.

Figura de la Champions

775154584_79-75116.jpg
Foto: Chris Brunskill Ltd/Getty Images.

Puede ser que algunos no coincidan con que Mohamed Salah sea la figura total de la Champions League del año 2017/18 y que piensen que Cristiano Ronaldo lo haya sido pero ya el hecho de que esté mano a mano con el portugués demuestra el nivel que el egipcio ha desarrollado.

Él fue la estrella del elenco de Anfield que deslumbró con su fútbol en la competencia internacional y configuró un ataque inolvidable junto a Roberto Firminho y Sadio Mané.

No le fue fácil encontrar este nivel

Foto: Alex Livesey/Getty Images.

Antes de arribar al Liverpool, Mohamed Salah jugó en el Arab Constractors de su país, Basilea, Chelsea, Fiorentina y Roma. Fue elegido como el Mejor Jugador del Fútbol Inglés a pesar de que los de Anfield quedaron a más de dos decenas de unidades de distancia con respecto al campeón, el Manchester City.

En la Premier League superó la treintena de goles a lo largo de sus primeras 38 fechas.

Es un Dios en su país

Foto: Robbie Jay Barratt – AMA/Getty Images.

Fue tal la irrupción de Salah que sus compatriotas de Egipto lo ubicaron como la segunda persona más votada para las elecciones presidenciales a pesar de que obviamente, éste no se había presentado como candidato.

El futbolista reunió más de un millón de votos cuando en Egipto se tacharon los nombres de Abdel-Fattah al-Sisi y de Moussa Mustafa Moussa y se escribió el suyo a principios de 2018.

¿Romperá con la hegemonía de Ronaldo y Messi?

Foto: Erwin Spek/Soccrates/Getty Images.

Salah, podría ser quien acabe con el poderío del portugués y el argentino en los premios internacionales. El último en entrometerse entre ellos había sido el brasileño Ricardo Kaká en 2007 cuando se quedó con el Balón de Oro.

Pareciera difícil cuando otro astro como Neymar no ha podido contra Ronaldo y Messi pero Salah tendrá su oportunidad. De continuar con su nivel, tal como lo hizo en 2018 y 2019, entrará en la discusión.

Algunos de sus récords

Foto: Andrew Powell/Liverpool FC via Getty Images.

El magnífico delantero ya se ha hecho de variadas estadísticas que lo hacen sobresalir en el plano continental. Ha sido el primer jugador africano en anotar diez goles en una edición de Champions League pero ello quedó en la nada al aún no hacerse de La Orejona.

Además, persigue la marca de Ian Rush que es quien ostenta ser el máximo goleador del Liverpool en una temporada, con 47 tantos.

Problemas por el Ramadán

Foto: Robbie Jay Barratt – AMA/Getty Images.

El conocido ritual religioso llamado Ramadán que cumplen quienes practican el Islam ha sido un gran impedimento deportivo para todos aquellos futbolistas que afrontan partidos claves en el mes de mayo.

Esta tradición indica que los islamistas no pueden ingerir comida mientras es de día y confabuló contra su preparación para la final de la Champions League del 26 de mayo en Kiev en 2018. Los médicos del club habían asegurado en un principio que Salah no interrumpiría su manera de alimentarse, pero a posterior se conoció que sí.

¿Y el mundial?

Foto: Robert Hradil/Getty Images.

El evento más importante a nivel de selecciones se disputó a lo largo de un mes y ahí Salah sí sumó minutos, ya que no estuvo con constantes viajes y debió ayunar durante el día.

Aunque quienes conocen de esta legendaria tradición, exponen la posibilidad de que aquellos días de ayuno lo cumpla luego del evento, en diciembre o marzo y así recuperar los días en los que no respetó el rito.

Es un jugador de equipo

Foto: Andrew Powell/Liverpool FC via Getty Images.

El gran funcionamiento del Liverpool de Jurgen Klopp lo ha potenciado más allá de su nivel individual. Salah es el quinto jugador en la historia de la Liga Premier que ha llegado a participar en 40 goles en una misma temporada en Inglaterra. La marca del egipcio es de 31 tantos y 9 asistencias en 2018.

Otros grandes jugadores que alcanzaron dicha marca fueron Alan Shearer en 1995 con 47, Andrew Cole en 1994 con 47, Thierry Henry en 2003 con 44 y Luis Suárez en 2014 con 43.

Modificó su juego

Foto: James Williamson – AMA/Getty Images.

Quizás el hecho más importante en la vida del Rey Faraón haya sido el cambiar su forma de jugar. Anteriormente, Salah era reconocido por su gran habilidad para desbordar debido a su velocidad y regate.

En la actualidad y la causa de su explosión es el hecho de jugar más centralizado y haber conseguido una capacidad goleadora asombrosa. Ha progresado como profesional y se ha complementado con otros colegas para brillar al máximo.

Una compra muy conveniente

Foto: Paolo Bruno/Getty Images.

Si se tiene en cuenta el Salah previo a Liverpool, los 40 millones de euros que abonó el elenco inglés por él a la Roma es una real baratija. Esa cotización expone lo que representaba Salah en el ambiente del fútbol.

Él estaba muy lejos de Neymar o hasta de los últimos fichajes estrellas como Antoine Griezmann y Kylian Mbappé, el cual pagaron más de 100 millones de euros. Y sin dudas, ha rendido de mejor manera.

Evolución en su juego

Foto: Laurence Griffiths/Getty Images.

Si se tienen en cuenta las estadísticas de Salah antes de su arribo al Liverpool, él había cosechado sólo 34 tantos en todas las competiciones durante las dos temporadas que había jugado en la Roma.

Increíblemente un año más tarde, pulverizó la marca al llegar a los 40 goles en un mismo período. Duplicó su eficacia y elevó al máximo su cotización. El Liverpool le ha dado todo, sobretodo desde el arribo de Klopp.

Un técnico que lo respalda

Foto: John Powell/Liverpool FC via Getty Images.

Quienes conocen las entrañas del Liverpool explican que si no fuese por el entrenador alemán Klopp, no sólo el elenco de Anfield no sería lo que es, sino que Salah no habría explotado como tal.

El ex entrenador del Borussia Dortmund apuesta al juego vertiginoso, ofensivo y veloz que sólo Mané, Firminho y Salah pueden lograr. Ya no es casualidad que haya peleado en la temporada 2018/19 las dos competencias más importantes que jugó. Fue subcampeón de la Premier League al alcanzar más de 90 puntos y llegó a la final de la Champions League.

Su rol en el Liverpool

Foto: Shaun Botterill/Getty Images.

La posición de Salah en los rojos de Anfield es la de un delantero adelantado que busca constantemente salir en velocidad y jugar al espacio.

Su juego encaja perfectamente con los otros dos atacantes del Liverpool y su rol defensivo es el de presionar a los defensores cuando intentan comenzar a construir un ataque. Son pocas las veces que se lo ve dando una mano en defensa pero es consciente de la presión grupal que se debe hacer.

Una estadística para aumentar su ego

Foto: Erwin Spek/Soccrates/Getty Images.

El nivel de juego que demuestra el atacante del Liverpool ha sorprendido a la mayoría del mundo y ha entrado en comparación con las estrellas del fútbol. Y las estadísticas así lo avalan. Además de los 43 tantos en 47 juegos, ha disparado 90 veces a puerta.

Otras estrellas han tenido estadísticas similares. Ronaldo ha marcado 42 tantos en 39 juegos con 111 tiros a portería y Messi llegó a las 40 dianas en 50 cotejos tras 127 remates al arco.

¿Por qué no sería el mejor?

Foto: Jean Catuffe/Getty Images.

Lo que separa a Salah del resto de los jugadores de élite son las actuaciones a lo largo del tiempo según explicó su propio entrenador. “Para ser el mejor tal vez lo tenga que demostrar por un período más largo. Y los otros dos no están nada mal” detalló Klopp.

Y es cierto ya que si quiere ser el mejor y dejar huella, hace falta más de dos temporadas brillantes al nivel de La Pulga o CR7.

Estuvo a punto de no ir al Liverpool

Foto: John Powell/Liverpool FC via Getty Images.

Resulta imposible saber si Mohamed Salah se hubiese destacado como lo hizo en Inglaterra si es que no partía de Italia. De hecho, un club que queda a mitad de camino entre los países lo tentó para sumarlo pero sin éxito.

Fue el Porto de la mano que de la mano de Julen Lopetegui lo pidió para la temporada 2018 pero el destino fue el que ya todos conocemos. Al dicho entrenador tampoco lo fue mal a los meses…

Venerado por todos

Foto: Robbie Jay Barratt – AMA/Getty Images.

El encuentro que acabó con el resultado de 2 a 1 en favor de Egipto ante el Congo que logró la posibilidad de que los Faraones volvieran a un mundial de fútbol, hizo que Salah se convirtiera en héroe en su tierra.

Aquel gol de penal en el minuto 95y además había anotado el 1-0 parcial– lo colocó en lo máximo del fútbol de su país al meter a Egipto en un campeonato mundial tras 28 años.

Una vida llena de sacrificios

Foto: Erwin Spek/Soccrates/Getty Images.

Cuando un futbolista se vuelve famoso se comienza a ventilar su pasado. Todo lo que tuvo que rendir y sacrificarse para llegar a donde llegó. En caso de no ser reconocido, todo ese camino queda en las sombras.

Sobre Salah, se sabe que a los 14 años ya se levantaba a las 6 de la mañana para estudiar de 7 a 9, y luego entrenar tras un periplo de 5 horas hacia el campo del club para finalmente regresar a su casa a las 10 de la noche.

No era delantero

Foto: Erwin Spek/Soccrates/Getty Images

Parece extraño que esta bestia de marcar goles no siempre haya estado en contacto con el arco rival. Y no sólo cuando marcaba apenas 20 tantos por temporada, sino cuando comenzó su carrera.

Este delantero letal era lateral en el equipo Al-Mokawloon, hasta que un partido lo marcó. Una goleada por 4 a 0, encajada a su institución lo hizo fastidiar y decidió convertirse en ofensivo para ayudar en aquella faceta.

Le cambió la vida

Foto: Robbie Jay Barratt – AMA/Getty Images.

La explosión en el Liverpool también le rindió sus réditos en la selección de Egipto, y aquel gol que le marcó a el Congo para clasificar a un evento mundialista no sólo le valió el reconocimiento de toda su nación sino que le regalaron cuatro mansiones en todo el país.

Él, bien solidario, decidió donar las casonas que le regalaron para diferentes fundaciones a las que ayuda.