La Tenista Número 1 Del Mundo Que Le Cerró Las Puertas A Su Propio País

La historia del tenis español coloca a Rafael Nadal como el máximo exponente masculino, pero si de la rama femenina se trata, sin dudas Arantxa Sánchez Vicario es quien se sube a la cima como la más relevante de todos los tiempos.

Ella fue número 1 del mundo del ranking de la Women Tennis Association, venció en cuatro títulos de Grand Slam y consiguió cuatro medallas olímpicas para su país. A pesar de los logros deportivos, Sánchez Vicario se ha alejado y no pretende volver a España. Y estas buenas razones que involucran terribles enfrentamientos familiares la instan a no hacerlo.

Su primera aparición internacional

arantxa-sanchez-young
Foto de Clive Brunskill/Getty Images
Foto de Clive Brunskill/Getty Images

Con 18 años, Arantxa Sánchez Vicario avanzó hasta la final de uno de los Grand Slam más importantes del circuito del tenis, Roland Garros en París, Francia. Aunque ya había logrado hacer historia, aquel año de 1989 enfrentó a Steffi Graf, la alemana que era potencia por entonces.

Quien fue nombrada como “la mejor tenista del siglo XX” sucumbió ante el poder de la española Vicario y logró cortar la racha de cinco Grand Slam consecutivos. Arantxa comenzaba a hacer historia.