La expulsión a Suárez y el gol mal anulado a Griezmann

Si bien el partido finalizó 1 a 1 con goles de Luis Suárez y Kevin Gameiro, los blaugranas superaron la instancia para acceder a la final de la Copa del Rey donde enfrentarán a Celta de Vigo o al Alavés.

18. suarez griezmann.3.jpg

La expulsión del partido de Luis Suárez fue algo pocas veces visto. En cuestión de tres minutos, el uruguayo recibió dos tarjetas amarillas y debió abandonar el campo de juego. La primera jugada fue contra Juanfran. El lateral derecho del Atlético recibió una falta y eso le valió la primera amarilla al delantero del Barcelona. Lo cierto es que podría haber evitado la infracción. El segundo cartón amarillo fue una situación totalmente diferente a la primera. El balón le llegó a Suárez, le picó enfrente suyo y al momento de disputar el balón en el aire elevó su codo a la cabeza de Koke Resurrección. El contacto no parece ser un golpe a propósito pero es un contacto merecedor de tarjeta amarilla. El árbitro Jesús Gil no dudó en mostrarle la segunda amarilla y por consecuente la tarjeta roja.

El ex Liverpool de Inglaterra no creyó justa su expulsión. Luego de consumado el empate y la clasificación declaró: “Me río porque parece que era lo que quería (el árbitro), porque en ningún momento es falta“.Y luego hizo un pedido ante las cámaras: “A ver si el club puede apelar la segunda amarilla, porque creo que ni siquiera es falta… acá ya se sabe cómo va“. El punta se fue muy enojado pero está dulce, lleva ocho goles en los últimos ocho encuentros con el Barcelona.

Del otro lado de la llave, el Barcelona esperará por el duelo del miércoles donde la sorpresa, el Celta de Vigo de Eduardo Berizzo, eliminó al Real Madrid y jugará contra el Alavés de otro Argentino, Mauricio Pellegrino. En el partido de ida empataron 0 a 0 y la vuelta se jugará en Mendizorroza.

El gol mal anulado a Griezmann

A los 58 minutos y ya en la segunda etapa cuando el Colchonero caía 1 a 0, ocurrió una jugada polémica en el Camp Nou. En el sector izquierdo del ataque del rojiblanco se gestó la jugada. El portugués Ferreira Carrasco filtró el pase con un toque preciso para romper la línea defensiva del club local. Gerard Piqué quedó enganchado habilitando a todos los jugadores, hecho que el línea que marcaba el ataque del Atlético no supo ver. Griezmann dominó de zurda y con la misma pierna cruzó el remate que terminó dentro del arco tras vencer a Jasper Cillesen.

Si bien ese empate no servía de mucho ya que le hubiesen faltado dos goles más a los de Madrid (había perdido 3 a 1 en el Vicente Calderón) era un gol válido que el juez Jesús Gil anuló a instancias del juez de línea. Sin mencionar que restaban 30 minutos más de partido para finalizar el tiempo regular.