La dura vida de Justin Fashanu, el primer futbolista homosexual

En el siglo 21 son pocos los que se espantan por ver a una persona homosexual. Por suerte, la gran mayoría de la sociedad ha avanzado en la tolerancia y en la libertad de que cada uno pueda expresarse libremente, como corresponde.

Desgraciadamente, años atrás esto no ocurría y muchos homosexuales han sufrido por ello. Peor aún si se desarrollaba en un círculo machista como el fútbol. Justin Fashanu fue uno de aquellos que vivieron el maltrato y esta es su dolorosa historia.

Su inicio en el fútbol

En 1979, Justin Fashanu comenzó a desarrollarse como futbolista. Su liga de nacimiento fue la Premier League de Inglaterra cuando tan sólo tenía 17 años. En ese entonces las cifras que se manejaban por los futbolistas eran ínfimas con respecto a las de hoy y fue traspasado por un dinero récord.

Premio al mejor gol de la temporada

El atacante tenía tanta solvencia para marcar goles que en 1980 fue galardonado con el premio al mejor gol de la temporada. La cadena televisiva de la BBC lo eligió por su gol ante el Liverpool. En aquel encuentro, recibió de espaldas fuera del área y de zurda sacó un remate violento al ángulo.

El jugador negro más caro de la historia

Pocos años después de su debut, en 1981, fue traspasado a otro club inglés. El Notthingam Forest le pagó al Norwich más de un millón de libras para convertirlo en el jugador negro más caro de la historia hasta ese momento. Sus características más sobresalientes eran su efectividad y sus vistosos goles.

Primer problema por ser homosexual

En los primeros años de los 80´, la sociedad no estaba preparada como hoy para aceptar la homosexualidad de una persona. Fue allí cuando en su nuevo equipo y con 20 años fue apuntado por su entrenador. Brian Clough, el director técnico, no pudo aceptar los rumores que se filtraban de que Fashanu recurría a bares gays.

Clough contó el mano a mano con Fashanu en su autobiografía

El entrenador británico encaró a su dirigido y comenzó un cuestionario con la intención de amedrentarlo. “¿Dónde vas si quieres una rebanada de pan?” preguntó. “Al panadero, supongo” replicó. “¿Dónde vas si quieres una pata de cordero?“, “Al carnicero”. “Entonces, ¿Por qué sigues yendo a ese maldito club de maricones?” fue el ataque de Clough.

Su salida del club

Luego de la conversación que ambos protagonizaron, Brian Clough decidió apartar al jugador londinense del resto del grupo por el simple hecho de ser homosexual. Esta decisión del conductor del grupo hizo crecer los rumores que ya existían sobre la posible inclinación sexual del delantero.

Repercusión de la discriminación

Luego del primer acto claro de discriminación por parte de Clough, Justin Fashanu debió armarse de coraje para seguir haciéndole frente a no sólo un ambiente machista sino a un planeta que no repudiaba como lo hace hoy estos actos de discriminación que aún existen. En menor manera pero aún latentes.

Desorientado, sufrió una lesión

Los años posteriores a su salida del Nottingham Forest no fueron positivos para el atacante. Desde 1982 a 1990 pasó por 13 equipos. En 1982 fue al Southampton donde marcó 3 goles en 9 partidos. En diciembre del mismo año pasó al Notts County con un registro de 20 goles en 64 juegos. Lo peor llegó cuando se mudó al Brighton & Hove Albion y se lesionó la rodilla.

La recuperación

El período en el que sufrió la lesión en la rodilla lo dejó varios meses fuera de las canchas. Se operó en Estados Unidos para poder iniciar de a poco su vuelta a las canchas. Allí, vistió las camisetas de Los Ángeles Heat y en Canadá las de Edmonton Brickmen y Hamilton Steelers.

Segunda oportunidad en Inglaterra

Justin Fashanu volvió a Europa para tener revancha en el país que lo había maltratado. En 1989 el Manchester City lo contrató y lo vendió al West Ham United. Finalmente, tras vagar por el Ipswich Town, el Leyton Orient, Southall, Toronto Blizzard y Leatherhead se animaría a vivir el hecho que le cambió la vida.

Confesión y desahogo

En 1990, Justin Fashanu afrontó sus sentimientos cuando su carrera en el fútbol comenzaba a acabarse. Se declaró públicamente homosexual en una entrevista con el diario británico The Sun. Aquel 22 de octubre de 1990, el periódico inglés tituló: “£1m Football Star: I AM GAY” (Estrella del fútbol de 1 millón de libras: Soy Gay).

Repudio de sus compañeros y del público

Su declaración tenía la intención de poder liberarlo y quizás lograr remontar su carrera hecho que no sucedió. Las palabras pronunciadas se volvieron en su contra y tanto sus compañeros de equipo como los espectadores lo discriminaron. Cada estadio que pisaba era recibido al grito de: “Maricón, maricón“.

Su hermano le dio la espalda

John, su hermano que también era futbolista, tampoco fue considerado y no apoyó a quien era de su propia sangre. Comentó: “Tenía miedo que la gente creyera que era gay también“. Y agregó: “Yo jugaba en el Wimbledon, un equipo de chicos duros, con esa imagen de machos fuertes y eso la gente lo adoraba“.

“Mi hermano es un paria”

John Fashanu fue más allá y al sentirse tocado por la confesión de su hermano salió a atacarlo por la misma manera que se había revelado la homosexualidad, los diarios. Tan sólo una semana después brindó una entrevista el periódico The Voice quienes titularon: “My gay brother is an outcast (Mi hermano gay es un paria).

John y Justin

Su hermano John no podía comprender como Justin era homosexual. Tiempo después reveló que: “Le ofrecí 100 mil dólares para que no revelara ser gay“. Y agregó: “Me siento triste de pensar que en la época no entendía todos los desafíos por los que Justin estaba pasando, el cariño podría haber cambiado muchas cosas“.

Denuncia falsa por agresión sexual

Lejos de poder concientizar a los habitantes de Inglaterra, Justin Fashanu pasó por diez clubes más desde 1990 a 1998. En ese período pasó por Escocia y Estados Unidos hasta recalar en Australia. Allí, cuando vestía la indumentaria del Adelaide City fue acusado por un joven de 17 años de atacarlo sexualmente.

Pidieron su detención

Lo alegado por la supuesta víctima fue que tras una noche de bebidas en un bar, el adolescente sufrió el improperio por parte del futbolista. Los policías interrogaron al jugador y días después fueron en su búsqueda para detenerlo por agresión sexual en segundo grado pero Fashanu ya había vuelto a Inglaterra.

Desenlace fatal

El 3 de mayo de 1998 y luego de no poder reponerse desde aquella declaración de homosexualidad, Justin Fashanu fue encontrado ahorcado en un garage abandonado en Shoreditch, Londres. Las versiones indican que el lugar había sido asaltado por el delantero luego de visitar el sauna gay Chariots Roman Spa.

Dejó una nota de suicidio

En el mismo lugar que tomó la decisión de quitarse la vida, dejó un escrito que afirmaba: “Me he dado cuenta de que ya he sido condenado como culpable. No quiero ser más una verguenza para mis amigos y familia, espero que el Jesús que amo me dé la bienvenida y finalmente encuentre la paz“.

Marcó un hito para todos

La trayectoria y el sufrimiento por el cual debió atravesar Justin Fashanu sirvió como ejemplo para todos los demás futbolistas homosexuales. Fue nombrado dentro de los 500 héroes gays o lésbicos de The Pink Paper. Y fue el primer futbolista homosexual en declararse como tal hasta Olivier Rouyer en 2008.