El Manchester United va a la carga por Bale

Los derechos de televisación de los partidos en Inglaterra han aumentado sideralmente. La consecuencia es que los equipos ingleses han salido al mercado de pases a adueñarse de las estrellas que querían. Esa es la razón por la cual Zlatan Ibrahimovic, Paul Pogba y David Luiz entre otros, han vuelto a la Premier League. El próximo en desembocar sería el galés, Gareth Bale.

26.3

El caso de Paul Pogba fue el claro ejemplo de la nueva capacidad económica que tienen los conjuntos ingleses. Una de las estrellas del mercado que se rumoreaba para el Real Madrid o el Barcelona terminó fichando para el Manchester. La inyección del dineral de las trasmisiones de los partidos fue la clave. El francés fue transferido por 110 millones de euros a la institución roja convirtiéndose en una cifra récord.

La próxima figura apuntada es el ahora jugador del Real Madrid, Bale. El extremo, ya con pasado en el fútbol inglés podría destrabar su salida recién para junio de 2019 cuando vence su contrato. La posibilidad de una salida más tempranera sería la de incrementar su contrato mensual. Hoy mismo, el ex Tottenham cobra 10 millones de euros por temporada. Es conocida la puja del representante del galés, Jonathan Barnett con el Real Madrid por el salario de Gareth. El jugador “merengue” pretende cobrar 17 millones de euros por temporada. Desde la “Casa Blanca” no quieren negociar por esa cifra debido a que ayudaría a la lucha de egos dentro del vestuario. Esto causaría un pesado clima interno y problemas.

Además de la cláusula de rescisión de 1.000 millones de euros que Bale firmó con el Madrid, habría otra inconveniente. El ex Tottenham tendría un requisito en el contrato pactado entre su ex club y el Real Madrid. Este punto en el acuerdo señalaría que en caso de que en un futuro, un equipo de la liga inglesa pretenda al galés, los “Spurs” deberán ser informados para poder equiparar la oferta. En caso de querer participar para repatriar a Bale, deberían igualar o superar la oferta del otro club inglés. La condición sólo se aplicaría a los clubes de la Premier League.

La relación institucional entre el Manchester United y el Real Madrid parece ser de las mejores. De hecho han negociado figuras de renombre en los últimos años. En el 2003 el club español fichó a David Beckham en 25 millones de euros proveniente de los “Diablos Rojos”. Ya más cercano en el tiempo, Cristiano Ronaldo fue traspasado en 2009 por 96 millones de la moneda europea entre las mismas entidades.

Manchester United está dispuesto a pagarle a Bale 20 millones de euros por temporada para hacerse de sus servicios y devolverlo a la Premier League. Urgido de resultados y sin haber clasificado a la Champions League para esta temporada, la solución la proveería el dinero.

El reparto de la televisación:

El contrato celebrado entre los representantes del fútbol inglés y la televisación es el más importante de la historia de este deporte. El monto es de 7 mil millones de euros por tres temporadas.

Este nuevo ingreso para los ingleses significó un marcado de pases disparejo este año. Los equipos de la Premier League tuvieron y tendrán una ventaja económica superior al resto de Europa. La manera de distribución de estos nuevos ingresos no fue equitativa. Se tuvieron en cuenta varios aspectos.

Un concepto fue la cantidad de veces que el partido de dicho club fue trasmitido. Por ejemplo, el Watford y el Bournemouth fueron los equipos menos trasmitidos, tan sólo en 8 ocasiones. Mientras que el Arsenal fue televisado 27 veces o el Manchester United en 26 ocasiones. Este disparejo aspecto hace a la diferencia del dineral que recibió una institución y la otra. Otro punto diferencial fue la posición en la tabla. El mérito futbolístico también influyó. El campeón, Leicester, recibió más dinero en ese apartado (£24.800.000) que el último clasificado, en este caso Aston Villa (£1.200.000). Los ingresos de difusión se separó inclusive en dos áreas, la del Reino Unido y la internacional. Aunque este fase fue repartida en forma equitativa.