El día que Joe Louis noqueó a Adolf Hitler

El deporte fue y es utilizado como un instrumento político. Como esta práctica es una de las más relevantes en cuanto a la unión de personas y es un ejemplo para muchos, fue manipulado para la conveniencia de quienes estaban en el poder de turno.

Adolf Hitler, el nefasto represor de la Alemania nazi, se aprovechó de un boxeador durante su período al mando de la potencia europea para seguir llevando adelante su máxima de la raza aria aunque el boxeo le dio la espalda. Sigue leyendo la IMPACTANTE historia.

Hitler se calzó los guantes de boxeo

Corría el año 1936 y el nazismo tomaba protagonismo en Europa de la mano del dictador austríaco Adolf Hitler. El objetivo momentáneo del líder del movimiento revolucionario no era continuar con su expansión territorial sino involucrarse en el deporte y específicamente, el boxeo.