Vidal: “La selección de Chile es la más fuerte del mundo”

Con el nacionalismo por las nubes aún latente debido a las dos Copas Américas conseguidas consecutivamente, tanto en Chile 2015 como la organizada este año en Estados Unidos, Arturo Vidal no dudó en afirmar que la selección chilena de fútbol está en la cima de los mejores combinados del mundo.

1- vidal chile num 1

El habitual temperamento que suele demostrar Vidal en todos los partidos con “la roja” no es exclusivo al rectángulo de juego. Su personalidad lo hace traspasar el fútbol y hacer declaraciones por lo poco polémicas. El medio-campista que es uno de los referentes históricos del país trasandino salió a relucir su porte de líder y sentenció: “Somos la selección más fuerte del mundo, y esperamos en estos dos partidos, y en todos los duelos que nos toque jugar, demostrarlo desde el inicio hasta el final”. Esas fueron las primeras declaraciones del actual jugador del Bayern Munich tras su llegada a Santiago deChile. Arribó para sumarse a sus compañeros de selección previo a afrontar la doble fecha eliminatoria del mes de septiembre. Claro está que la referencia al par de partidos es para los duelos clasificatorios al próximo Mundial de Rusia 2018. Por esta doble fecha, Arturo y compañía deberán visitar a Paraguay el jueves 1ro de septiembre. Luego cerrarán su participación en esta etapa eliminatoria de la FIFA contra Bolivia en Santiago de Chile el día martes 6 del mismo mes. El ente regulador del fútbol, la FIFA, crea desde ya hace años un ranking que ordena a las mejores selecciones del mundo tomando en cuenta los últimos cuatro años. Esta se basa en un sistema que contabiliza partidos ganados y de títulos conseguidos. En contraposición a la declaración de Vidal, su selección está en la cuarta ubicación de dicha lista, muy bien posicionada pero lejos de ser la número uno. Superado sólo por Alemania, Colombia, Bélgica y Argentina que es el actual líder.

Una de las claves para argumentar esta rutilante frase la explicó el propio jugador: “Lo bueno de la selección es que cuando nos juntamos todos hacemos uno, no importa cuando faltan uno o dos.” Habla de la clara confianza que tiene en el grupo creado y la misma que lo hace declarar ser partícipe de una de las mejores selecciones en estos tiempos, como también sirve para desdramatizar a las dos probables ausencias. La del mediocampista Marcelo Díaz del Celta de Vigo y el lateral Gonzalo Jara de la Univerisdad de Chile para los próximos encuentros.

También, el volante agregó: “Vengo con mucha fe y esperanza de sacar los seis puntos para poder acercarnos mucho a la clasificación. Ese es el objetivo después de la Copa (América Centenario).” Los dirigidos por Juan Antonio Pizzi se ubican cuartos en la tabla eliminatoria sudamericana con 10 puntos tras seis partidos disputados. En sus últimas dos presentaciones vienen de caer derrotados como locales 2-1 contra Argentina y de vencer 4-1 a Venezuela en condición de visitante y acumulan tres partidos ganados, un empate y dos caídas. De esa manera se ubica a tres unidades del líder Uruguay que tiene 13 puntos y ocupa el último boleto que le da la clasificación directa a la próxima Copa del Mundo. Únicamente Argentina y Ecuador, sumado a “los charrúas”, lo superan aún cuando resta un largo camino de 12 fechas para cerrarse la clasificatoria.  Esa solidez que demuestra Vidal al explayarse ante los micrófonos es la misma que posee dentro de la cancha y el mismo ADN que tiene como marca registrada este seleccionado chileno creado por Marcelo Bielsa, desarrollado por Jorge Sampaoli y mejorado por Pizzi. También resaltó que deberán responder a las exigencias que ellos mismos se inculcaron por haber logrado el bicampeonato americano y que tendrán que seguir por este camino para demostrar que no fue casualidad.

Vidal, protagonista necesario para el éxito chileno en estos últimos años, sumado a la camada de jugadores chilenos como Alexis Sánchez y Claudio Bravo entre otros, han marcado una época gloriosa para el fútbol de su país. Le dieron a Chile los únicos dos títulos internacionales a lo largo de su vida futbolística. El primero de los logros, histórico sin dudas, en su propia tierra le ganó la copa américa 2015 en la final por penales a la Argentina de Lionel Messi. Con la presión que eso le significó a todo Chile, la de definir con toda su gente frente a la vigente sub-campeona del mundo y con el condimento extra de enfrentar al mejor jugador del mundo. No sólo logró neutralizar a su oponente plagado de estrellas aquella tarde noche como Javier Mascherano, Ángel Di María, Sergio Aguero, Gonzalo Higuaín y el ya nombrado Messi sino que logró sacarse la espina que tenía clavada desde 1916. Por aquellos años Chile, junto a Brasil, Uruguay y Argentina fueron los cuatro seleccionados fundadores de la Copa América que se unieron para festejar el centenario de la declaración de independencia Argentina y crear lo que hoy conocemos como Copa América, en ese entonces llamada “Campeonato Sudamericano”. De esas naciones fundadoras, “la roja” era el único que no había obtenido el trofeo hasta el 2015. Tal fue la exigencia y presión histórica de la cual Chile se pudo liberar que pudo repetir el lauro y alzarse con el trofeo una vez más al año siguiente. Fue ratificar y ahora en el tiempo darle más sentido a la razón de la frase de Arturo Vidal de “ser la selección más fuerte”. Volvió a disputar el certamen continental, esta vez por el hecho singular de cumplirse los cien años de aquella primera edición celebrada en Argentina, y se coronó esta vez en Estados Unidos contra el mismo rival de 2015, Argentina.

Como consecuencia de estos dos últimos títulos que significan tanto para toda una nación que estaba sedienta de reconocimiento desde hacía ya muchos años, por los jugadores de nivel europeo que integran el seleccionado chileno que son estrellas en sus respectivos equipos durante todo el calendario, todo eso Vidal tomó en cuenta para inflar su pecho y respaldar sus declaraciones que no son al azar, sino que tienen fundamento en los últimos años gloriosos chilenos.